LA MODA Y LAS DIVAS

MODA AÑOS 20

A partir de la creación del cine, la moda contó con la ventaja de verse expuesta en el más grande de los escaparates que se creara nunca.

Nadie pone en duda que las tendencias de la moda ya estaban inventadas mucho antes de que el cine comenzara a dar sus primeros pasos; pero lo que es indiscutible es que el séptimo arte propagó mundialmente la moda a través de sus divas, que se fueron adaptando a las diferentes tendencias de cada época, y que fueron modelos a imitar para numerosas mujeres anónimas que soñaban con convertirse por un pequeño espacio de tiempo en esas bellas mujeres que tanto admiraban.

A partir de los locos años veinte ya se pudo apreciar un movimiento social  respecto a la moda hasta ese momento inexistente y casi con toda seguridad el cine, y una boyante situación económica fueron los detonantes de este cambio.

Estos maravillosos años trajeron consigo glamour, sofisticación y libertad para la mujer que se atrevió a lucir cabellos cortos, faldas cómodas que se acortaron hasta la rodilla, y vestidos holgados, pero eso sí con escotes vertiginosos que enseñaban más allá de lo permitido ,ya fuera en el escote o en la espalda. Os recomiendo que veais a la estupenda Louise Brooks en “La caja de Pandora” luciendo escote con un vestido de seda sin sujetador, y ese peinado corte bob: vamos que hoy en día pasaría por moderna. Al igual que Louise muchas fueron las actrices que se apuntaron a este movimiento y entre ellas podemos encontrar a Gloria Swanson, Pola Negri o Clara Bow.

Abajo fotograma extraído de la película”La caja de Pandora”, donde se aprecia el vertiginoso escote que lucía la actriz enseñando casi toda la espalda.

En la fotografía que muestro a continuación una jovencísima Gloria Swanson.

La mujer se liberó de los corsés ,liberándose de esta manera de la opresión estética que sufría para agradar al hombre, y muchas apostaron por la independencia económica; así que al tener una vida social hasta ese momento casi inexistente, comenzaron a vivir la vida de una manera  divertida y sin trabas; fumaban, salían de copas y sobre todo disfrutaban de míticos bailes como el Charleston. También surgieron en esta época los maravillosos diseños de Coco Chanel que cambió todo el concepto que entonces se tenía de la moda, provocando con sus estilismos que se creara un nuevo tipo de mujer elegante, sofisticada ,pero moderna y liberada que lucía trajes cómodos pero siempre con un toque de distinción; también se pusieron de moda los sombreros al estilo “cloché”,que les aportaban un toque “chic” y provocativo.

La palidez de la piel tan propia de la década anterior dejó de considerarse bella, y la mujer comenzó a broncearse tímidamente,  pero, eso sí, aún con trajes de baño de lo más pomposos e incómodos

El maquillaje era bastante recargado y se utilizaba mucho el rojo para los labios y el negro para la mirada , la cual enmarcaban con una cejas depiladísimas.

Aquí “La Divina” como no podía ser de otra manera deslumbrante.

AÑOS 30 

En estos años se produjo un cambio radical respecto a la moda y se potenció la silueta de una mujer atlética de hombros anchos y cadera estrecha.  El satén, la seda, las estolas de zorro, las plumas adornando los espectaculares vestidos, proyectaban la imágen de una mujer muy erótica y elegante, aunque también actrices como Marlene o Hepburn mostraron un estilo masculino luciendo traje pantalón, pero siempre estiloso y elegante, que causó sensación entre las féminas; los sombreros en esta época se reducen a su mínima expresión y se vuelven minimalistas , también se utiliza mucho el turbante que aporta mucha distinción y glamour.

Divas como Marlene o Greta, fueron las encargadas de propagar un nuevo tipo de mujer rodeada siempre de misterio y sensualidad; potenciaban su cuerpo fibroso y atlético con prendas ajustadas, y con escotes que mostraban la espalda hasta más allá de lo permitido: de nuevo el cuerpo de la mujer se convirtió en objeto de deseo para el hombre.

El cabello, aunque aún corto debido a la influencia de la belle époque, se va dejando crecer hasta la media melena que se va aclarando hasta convertirse casi en rubio platino también se añade sensualidad a éste con unas finas ondas.

Aparece el eyer-line, que se comienza a utilizar muy fino y se resaltan las cuencas de los ojos, que rodean de unas cejas finas y arqueadas.

AÑOS 40

En esta década marcada por una gran crisis económica y la segunda guerra mundial, se pierde el color y la sofisticación, debido a la dificultad para conseguir materia prima con la que confeccionar los diseños. 

El día a día de la mujer nos la muestra con trajes oscuros, y las medias, antaño de seda, son puras imitaciones en nylon que resultan mucho más accesibles.Las mujeres trabajaban, casi todas como operarias en fábricas de municiones para la guerra, y el poco dinero que ganaban lo utilizaban para comer y conseguir estar deseables para sus maridos cuando estos volvian del frente.

Las faldas ajustadas hasta los tobillos , los cabellos recogidos en un moño para disimular la falta de peluquería,nos muestran a una mujer responsable muy alejada de la frivolidad y provocación de décadas anteriores; eso sí, surgen divas maravillosas en el mundo del cine, como Rita o Veronica Lake, o la deslumbrante Ava Gardner que hacen soñar a millones de mujeres con sus vestimentas y sus cabellos sedosos y de brillantes colores.

AÑOS 50

Con estos maravillosos años se recupera toda alegría perdida en la década anterior, y se lucen prendas pensadas exclusivamente para ensalzar el cuerpo femenino. Aparece el fenómeno de las pin-ups, mujeres creadas exclusivamente para gustar al hombre, que trasmiten una imágen juvenil, vital y muy erótica.

Faldas de tubo, escotes, cinturas muy marcadas y zapatos Peep Toe, cuyo cometido no es otro que estilizar la figura de la mujer con sus vertiginosos tacones;  se utilizan estampados de lunares y florales, colores pasteles  que se alternan con colores vivos y fuertes,que ponen de manifiesto la alegría de la década , aunque se conserva el negro para ocasiones especiales que parece aportar algo más de sofisticación. Todo tiene cabida en esta maravillosa época y aunque prevalece la imágen de una mujer sexy y exhuberante , los vestidos de tirantes o palabra de honor con faldas vaporosas también aportan un toque de romanticismo a la mujer. Como podemos apreciar en la primera fotografía, el bikini ya se incluye en el vestuario femenino, y una Grace Kelly esplendorosa así  nos lo muestra.

Los pantalones y los shorts se introducen, por fin, en la moda como prendas corrientes, después de estar considerados como simbolo de rebeldía,  y la mujer los luce con camisas que le aportan un toque “chic”, o jerseys entallados que realzan su figura; las populares bailarinas de hoy en día fueron puestas de moda por actrices como Audrey Hepburn o Brigitte Bardot, que las combinaban deliciosamente para potenciar una imágen más romántica y aniñada.

Surgen modistos inolvidables como Pierre Cardin, Dior, Balenciaga o Givenchy que se encargan de difundir su moda a través de divas como Audrey, Marilyn o Brigitte Bardot entre otras. ¿Qué cinéfilo  que se precie puede olvidar el maravilloso traje de Audrey en “Desayuno con diamantes”?

Respecto al maquillaje, predomina el color rojo en los labios que además se perfilan para conferirles un aspecto más deseable, y  se vuelve a utilizar el eyer line pero esta vez sin mesura.

No predomina un corte de cabello en especial, ya que las mujeres se atreven con cualquier tipo de peinado ya sea corto, media melena, o el sofisticado moño italiano.En la fotografía que muestro a continuación podemos admirar la belleza de Liz con un pelo corto de lo más moderno.

La bellísima Tippi luciendo el moño italiano.

Sin duda los cincuenta fueron, para mi gusto, los años que más beneficiaron la imágen de la mujer, por lo menos estéticamente, y hoy en día en pleno siglo XXI, siguen siendo tendencia muchos de los modelos que surgieron en aquella alegre y colorista época.

Este ha sido un rápido paseo por la moda; ¿ Qué década de todas las expuestas os gusta más?

9 comentarios

  1. kar93

    ¡Hola! Como siempre, otro genial post; la moda a través del tiempo se ha vuelto muy importante para la independencia y el aspecto de la mujer.
    A mí las modas que más me llaman la atención son las de los 20’s y 30’s, porque fueron las primeras que mostraron la elegancia y lo bello del cuerpo femenino, sin necesidad de estar recatadas, serias y con corsé todo el tiempo, como en épocas anteriores; de los 20’s, me encantan los sombreros tipo casquillo, el maquillaje, los zapatos de tacón medio, así como los vestidos de cintura baja, y los típicos de las “flappers”, con diseños estilo “art decó”, y con escotes pronunciados, así como el de Louise en la imagen (mis representantes favoritas: Louise Brooks, Pola Negri, Joan Crawford y Gloria Swanson); y de los 30’s, la época cumbre de la elegancia, me fascinan los vestidos largos y llenos de glamour, el peinado “fingerwave” y la introducción del pantalón (mis favoritas: Marlene, Greta, Ginger Rogers, Jean Harlow y Barbara Stanwyck). Pero ciertamente, los mejores peinados para mí son los de los 40’s, ya que, como bien dices, las mujeres no podían darse el lujo de vestirse tan elegantes, por la época de guerra, y encontraron una forma de verse radiantes: los peinados elaborados, los cuales hacían que se vieran bien sin necesidad de vestirse tan glamorosas (favoritas: Rita, Lauren Bacall, Hedy Lamarr, Ava y Gene Tierney). Los 50’s son los más “femeninos”, fue una época muy feliz y colorida, y eso también influyó en la moda actual (predilectas: Audrey, Grace Kelly, Marilyn y Jane Russell).
    Ahora, como hemos visto, las tendencias regresan, y ahora está muy de moda lucir un toque 20’s y 50’s en la vestimenta, algo que por supuesto, me alegra mucho. Esperemos que esa elegancia vaya regresando progresivamente…
    Un saludo, ¡y espero el siguiente post!

    19 mayo, 2012 en 19:14

  2. Karla

    ¡Hola! Como siempre, otro genial post; la moda a través del tiempo se ha vuelto muy importante para la independencia y el aspecto de la mujer.
    A mí las modas que más me llaman la atención son las de los 20’s y 30’s, porque fueron las primeras que mostraron la elegancia y lo bello del cuerpo femenino, sin necesidad de estar recatadas, serias y con corsé todo el tiempo, como en épocas anteriores; de los 20’s, me encantan los sombreros tipo casquillo, el maquillaje, los zapatos de tacón medio, así como los vestidos de cintura baja, y los típicos de las “flappers”, con diseños estilo “art decó”, y con escotes pronunciados, así como el de Louise en la imagen (favoritas: Gloria Swanson, Louise Brooks, Joan Crawford y Pola Negri); y de los 30’s, la época cumbre de la elegancia, me fascinan los vestidos largos y llenos de glamour, el peinado “fingerwave” y la introducción del pantalón (Marlene, Greta, Ginger Rogers, Bette Davis, Barbara Stanwyck). Pero ciertamente, los mejores peinados para mí son los de los 40’s, ya que, como bien dices, las mujeres no podían darse el lujo de vestirse tan elegantes, por la época de guerra, y encontraron una forma de verse radiantes: los peinados elaborados, los cuales hacían que se vieran bien sin necesidad de vestirse tan glamorosas (como Rita, Lauren Bacall, Hedy Lamarr, Ava y Gene Tierney). Los 50’s son los más “femeninos”, fue una época muy feliz y colorida, y eso también influyó en la moda actual (Audrey, Grace Kelly, Marilyn, Jane Russell).
    Ahora, como hemos visto, las tendencias regresan, y ahora está muy de moda lucir un toque 20’s y 50’s en la vestimenta, algo que por supuesto, me alegra mucho. Esperemos que esa elegancia vaya regresando progresivamente…
    Un saludo, ¡y espero el siguiente post!

    19 mayo, 2012 en 19:29

    • Hola Karla! Se nota que tienes idea en esto de la moda; mira a mi mepasa que los años veinte me encantan, pero sobre todo por su filosofía, por esa manera de vivir la vida tan loca y divertida, y también como no porque la mujer se liberó por fin de muchas ataduras, pero respecto a la estética, quizás me decanto por los años treinta y los cincuenta que fueron , bajo mi punto de vista,los más sofisticados y glamourosos;me hubiese gustado vivir esa transicion que se produjo en los años veinte donde la mujer aprendió a vivir la vida de verdad..sin prejuicios y con libertad.En los cuarenta la mujer aprendió, muy a su pesar, a estar esplendorosa con lo poco que tenían, y desde luego salió triunfante de la batalla, pues aparecían bellísimas.Yo también espero que regrese un poquito de la elegancia que se fue perdiendo por el camino, no soporto esas minifaldas que dejan poco a la imaginación o esas mujeres siliconadas que me parecen patéticas, aunque por supuesto respeto la opción que cada una elija. Yo pienso que cada una con lo que tenemos podemos hacer maravillas, solo es cuestión de tener un poquito de estilo, y sobre todo cabeza..para saber lo que te sienta bien o lo que no. Me ha encantado tu comentario, en realidad he aprendido mucho con él. Un abrazo

      20 mayo, 2012 en 10:58

  3. May

    A mi me gusta la estética años 20, aunque para nada se parezca a la mía hoy en día, jajaja pero gracias por la recomendación de La caja de Pandora, no la he visto y vuelo a buscarla…

    20 mayo, 2012 en 08:38

    • Hola May!Es algo dificil incorporar algo de la estética de los años veinte en el mundo actual, aunque no creas que poco a poco se van introduciendo en la moda, sobre todo en el peinado, y en el calzado.
      “La caja de Pandora” es una muestra clara de que en los años veinte gozaban de una libertad para vestirse que ya la quisieran algunas hoy en día. Louise aparece deslumbrante con ese vestido blanco que deja poco a la imaginación, y ese cabello tan “chic”; lo dicho hoy en dia resultaría ser una mujer de lo más moderna y estilosa.Un abrazo

      20 mayo, 2012 en 11:02

  4. Pues sin duda me quedo con la evolución femenina en general de los años 50. Siempre me han gustado esos cortes de pelo tipo “chico” y esos moños altos que se hacían antes…Al final todo vuelve, y si observamos a todas estas actrices en las fotografías nos damos cuenta que su estética no choca tanto como antes, porque nos es mucho más familiar, nos identifica en muchas cosas ahora mismo…porque muchos de estos estilos, tanto de vestir, como de peinados, como de maquillaje se vuelven a llevar…
    Aunque tengo que decir, que el nuevo loock actual de labios super rojos y colores llamativos en el rostro, particularmente no me va mucho jeje :D Yo es que soy más discreta jjjjj…pero por ejemplo en Marylin, la emebellecía muchísimo esos labios, la hacía una sonrisa y una mirada super bonita…
    Un gran post Maravi…es super interesante ;)
    Besos a montones para tí!

    24 mayo, 2012 en 09:08

  5. Hola Doradita! Yo sin dudarlo me quedo también con los cincuenta esteticamente hablando, pero creo que para gozar de la vida alocadamente y sin mesura los locos años veinte debieron ser lo más. Gracias por todo Doradita, me voy a pasar por tu blog que te tengo un poquito abandonada, es que no tengo perdón. Un monton de besos y abrazos

    24 mayo, 2012 en 14:58

  6. Inés Miravalles

    Hola, Soy un poco mayor, 59 abriles recién cumplidos, jeje, y utilizo internet de manera un tanto rudimentaria, pero he llegado hasta ti, y debo decir ¡que me encanta tu blog! no se quién eres, pero si sé que ¡de verdad eres maravillosa!
    De jovencita y cuando me dejaban ver la tele, (bueno si ponían 2 rombos, no claro) veía aquellas películas de los 40 y 50 en blanco y negro, que me dejaban fascinada, y ahora lo recuerdo contigo, gracias Mara (de maravillosa claro) me hace recordar mi adolescencia, y el cine que veía entonces, me ayudaba a olvidar las estrecheces y la gris vida de la sociedad de entonces; con razón dicen de Hollywood que es la fábrica de sueños; yo soñaba y soñaba, y me hacía feliz por el día, saber que a la noche, iba a disfrutar de una peli de aquellas con mis padres y abuelos.
    De verdad Mara, para los amantes del cine clásico, es un auténtico placer pasear por tu blog.
    No nos dejes huérfanas!!
    Besitos y gracias otra vez.
    Inés Miravalles

    22 abril, 2014 en 12:21

    • Hola Inés!! Estoy muy agradecida por tus hermosas palabras. Yo soy una nostálgica de aquella época maravillosa del cine. Esas películas que nos hicieron soñar y formaron parte de nuestra niñez , yo tengo 45 años, y que nos traen recuerdos preciosos de la familia reunida , con esa única televisión en blanco y negro.

      Recuerdo la primera vez que vi “Gilda” con una nitidez asombrosa, tal fue la fascinación que causó en mí esa preciosa pelirroja, o aquel entrañable James Stewart en “Qué bello es vivir”, o aquellos temerarios gansters interpretados magistralmente por James Gagney o Edward G, Robinson, y como no, esas mujeres fatales como Gloria Graham o Ava Gardner., o las delciosas comedias sofisticadas en las que Cary Grant y Hepburn nos gacían reír..en fin..tantos y tantos bonitos recuerdos que sería imposible enumerarlos todos.

      Yo escribo lo que siento, desde la más absoluta humildad, y desde el más profundo respeto hacia estas actrices, actores y directores que nos hicieron soñar gracias a su gran talento.

      Espero verte en más ocasiones por mi particular casita de cine. Un fuerte abrazo y besos

      22 abril, 2014 en 20:29

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 63 seguidores