Más reciente

Promesas del Arno

el cine de marco -por Mikel Navarro-

DSC_0406.JPGCaminar sobre las aguas, Jesús fue el primero y después Peter Sellers en Bienvenido Mr. Chance. Más tarde un mago sobre el Támesis pero con truco. No hay trucos para el alma, solo pasos firmes bajo un suelo que se hunde. Caminar sobre las aguas es la fe de las promesas, promesas incumplidas pero dichas. Como un piso que nunca es firme pero sí deseado. Los deseos se evaporan como el agua bajo mis pies, al calor de un amor de verano, intenso y pasajero. Solo camina sobre las aguas quien de verdad ha amado o sea capaz de amar. No todo el mundo esta capacitado para amar, ni sabe, ni quiere. Quien pueda caminar sobre las aguas ha amado, yo he amado. Hay quien ama sin saberlo o más bien sin darse cuenta, como Peter Sellers, que amaba al margen de la sociedad. Autista de sentimientos pero intenso en…

Ver la entrada original 225 palabras más

LAS MUJERES DE JOHN FORD


Si, entre otras cosas, por algo es reconocido John Ford es por ser el creador del western en estado puro: de hecho fue el fundador de este género cuando el cine aún no tenía palabra. Más tarde ya con color, en algunos casos, y con sonoridad en todos rodó los títulos más significativos del western.”La diligencia”, “Dos cabalgan juntos”, “El hombre que mató a Liberty Valance”, o “Centauros del desierto”  son buena muestra de ello.

Su filmografía es jugosa y extensa..sería casi una odisea desgranar paso a paso su obra. Porque aunque para cierto público los westerns sean su seña de identidad, lo cierto es que nos regaló joyas que nada tenían que ver con éste, como por ejemplo “La uvas de la ira”, “El fugitivo”, “La ruta del tabaco”, “Qué verde era mi valle”, o “Mogambo” entre otras.

Muchas fueron las actrices que acompañaron al genio a lo largo de su andadura profesional, pero de todas ellas tan sólo unas pocas lograron prolongar su carrera más allá de Ford, o situarse en ese Olimpo sólo concedido a unas pocas.

Como a tantos otros directores, se me ocurren Buñuel o Hitchcock, se gestó en torno a su figura una fama de misógeno e intratable con el género femenino, ya que las actrices de sus películas siempre encarnaron personajes secundarios y en cierta medida supeditados a la figura del hombre.

Cuando pienso en Ford, pienso, como no, en esa pelirroja irlandesa a la que descubrió un día el no menos genial Charles Laughton. Lo cierto es que Maureen O’Hara protagonizó algunas de las películas más valoradas del director, como fueron “Qué verde era mi valle”, “El hombre tranquilo” ,”Río Grande” o “Escrito bajo el sol”. Tanto se notaba la predilección de Ford por la que fuera bautizada como reina del technicolor, que incluso se le llegó a otorgar el título de “la odalisca de Ford”.


En “Mogambo” Ford se volvió algo más glamuroso contratando a dos de las estrellas más rutilantes de la época como fueron Ava Gardner y Grace Kelly, aunque bien es verdad que se las llevó a tierra africanas, donde era prácticamente imposible lucir glamurosa con tanta bestia suelta y tanto calor; pero para estas divas del cine nada era imposible, y lucieron elegantes y bellísimas  sin apenas despeinarse.


Claire Trevor también protagonizó una de las películas más aclamadas de Ford, y tras rodar “La Diligencia” su fama fue crescendo llegando incluso a ganar un Oscar como mejor actriz de reparto por su actuación en  “Cayo Largo”

La malograda actriz Linda Darnell, murió con tan sólo 41 años en un incendio acaecido en su casa, también trabajó para el maestro Ford en “Pasión de los Fuertes”

El caso del Shirley Temple es digno de consideración, ya que comenzó trabajando para Ford en su época de niña prodigio con la película ” La mascota del regimiento”, para unos años más tarde , ya adolescente, aparecer en “Fort Apache”, aunque cierto es que debido a su pasado de estrella infantil y aunque estaba preciosa, el público no llegó a identificarla con el prototipo de mujeres fordianas.


Joanne Dru también fue otra de las actrices que trabajó con Ford, apareciendo en “La Legión invencible”, y en “Caravana de Paz”. Joanne encajó de maravilla en el mundo de Ford, y en general en el mundo del western en el que destacó como una de las más bellas.

Gene Tierney tan salvajemente bella y natural en “La ruta del tabaco”

Lo cierto es que aunque siempre se reprochó a Ford su manera de enfocar el mundo femenino, muchas actrices forjaron su carrera trabajando junto a él, por ejemplo fue el caso de Anna Lee, cuya presencia en sus películas fue recurrente.

Otra actriz cuyo paso del tiempo la ha distanciado del estrellato del que un día gozó es Anne Shirley , que apareció junto a Ford con el título “Barco a la deriva”


Ya en el ocaso de sus días John Ford  asombró a todos rodando una película en la que las protagonistas absolutas fueron las mujeres. Según los entendidos no fue su mejor obra…, pero a mi me parece una de las más hermosas.

Anne Bancroft, Sue Lyon, Margaret Leighton, Flora Robson, Mildred Dunnock, Anna Kee fueron las elegidas para el grandioso final de fiesta que eligió Ford.

Hasta aquí llega este pequeño paseo por la trayectoria del mejor director de toda la historia del cine : no lo digo yo, lo dicen directores de la talla de Orson Welles, Ingmar Bergman, Godard o Scorsese.

El Universo fordiano se conoce como la gloria en la derrota. La dignidad de los humildes ante la adversidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores