GLORIA GRAHAME


Gloria Grahame fue especialista en interpretar mujeres duras. Mujeres atormentadas, fulanas, viciosas y damas sin escrúpulos . Por supuesto éstas pérfidas mujeres siempre tenían un final trágico en la película;así el publico salía satisfecho del cine sabiendo que ” a esa golfa le habían dado su merecido”. Gloria bordaba a la perfección éste tipo de papeles; su mirada profunda y penetrante y su porte altivo también la ayudaron a interpretarlos.Hoy en día tal vez se tiene una vago recuerdo de tan interesante actriz, pero sin duda alguna fue protagonista, aunque sus papeles fueron mayoritariamente secundarios,de una época en que el cine nos ofreció la oportunidad de visionar numerosas obras maestras.Gloria formó pàrte de ellas, y sólo los grandes tienen esa oportunidad.

Ésta atractiva mujer nació el 28 de Noviembre de 1923 en Los Angeles.Ya desde muy niña, se acostumbró a vivir entre bambalinas y a conocer el mundo escénico por dentro ,ya que su madre era profesora y actriz de teatro;Gloria fue su mejor alumna e inducida por ella ya de bien pequeña participó en obras teatrales en las escuelas, demostrando una precocidad innata para la actuación.

Gloria, despúes de varias interpretaciones estudiantiles, en las que se perfilaba una maravillosa actriz debutó en Broadway en los años 40.Un directivo de la M.G.M puso sus ojos en ella mientras trabajaba en éstos escenarios  y le propuso comenzar a trabajar en el mundo del cine.

Debutó en el cine con la película “Blonde Fever”(1944),en la cual ya imprimió su sello y su porte inconfundible.Un año después ya se codeaba con interpretes de la categoría de Spencer Tracy en una producción que se llamó “Sin amor”(1945)

Le siguió la maravillosa y entrañable “Que bello es vivir”(1946) de Frank Capra; en ésta cinta su papel no fue muy relevante, pero apareció radiante en su papel de  chica descarriada. Esta película ,que el tiempo no ha hecho más que ensalzar a la categoría de obra maestra del cine clásico, es una autética oda a la bondad del ser humano.


En 1947  Gloria participa en un film de cine negro llamado “Encrucijada de odios”, junto a Robert Mitchum y Robert Ryan ,ésta actuación le supone una nominación al Oscar como mejor actriz secundaria,  que finalmente no consigue.

En el año 1950 protagoniza “En un lugar solitario”.La película dirigída por el  excelente Nicholas Ray ,su marido en aquellos momentos,supuso de nuevo un gran éxito en su carrera. Gloria interpretó un papel memorable en un film de puro cine negro, que contó con una crítica velada hacía la industria de Hollywood del momento.

En el año 1952 protagoniza “Cautivos del mal”, por la que logró un Oscar como mejor actriz de reparto . Ésta maravillosa cinta de Vincent Minnelli está considerada dentro del cine clásico como una obra maestra, y una de las mejores representaciones del cine dentro del cine.Aunque profesionalmente Gloria encaminaba muy bien su trayectoria, su vida personal por estas fechas  se vió alterada a causa de s divorcio con el director Nicholas Ray. Curiosamente años después ,concretamente en 1960, Gloria se casó con el que un día fue su hijastro, pues era el hijo de su antiguo marido Nicholas.Estuvieron juntos 16 años y causa de ésta unión su imagen se vió perjudicada.

Pero aún con todos estos problemas, Gloria siguió rodando excelentes películas.

En “El mayor espectáculo del mundo”(1952),  film dirigido por Cécil B. de Mille y que recibió un Oscar como mejor película. Gloria compartió cartel con figuras del cine inolvidables como James Stewart, Charlton Heston o Dorothy Lamour.

Al año siguiente(1953) interviene en la película “Los sobornados”de Fritz Lang y junto a Gleen Ford. Una de las escenas más recordadas de ésta película se produce cuando  Vincent Stone (interpretado por Lee Marvin),le echa café hirviendo a Debby March(interpretada por Gloria Grahame) en el rostro, desfigurandole una parte de su cara.


Un año después,  repite con Glen Ford en “Deseos humanos”(1954) . Gloria y Glen  forman una pareja perfecta, debido a que existe una química especial entre ellos.Ésta fantástica película está basada en una obra de el gran escritor Zola y cuenta con una puesta en escena maravillosa, extrordinariamente narrada ,que recrea de manera magistral los ambientes del mejor cine negro.


En 1955  interpreta “La tela de la araña”del director Vincent Minnelli y junto a actores de renombre como Lauren Bacall o Charles Boyer.Éste film lleno de intrigas, complots y desengaños es una joya del cine negro imprescindible para los amantes de éste género. Éste mismo año aparece en “No serás un extraño”, dirigída por Stanley Kramer, y con maravillosos compañeros de reparto como Frank Sinatra, Olivia de Havilland o Robert Mitchum.

Un año después participó en un film británico que combinó los géneros dramático y bélico, y que se tituló “El hombre que nunca existió”(1956).  En la película, que fue reconocida como la mejor del año en su país, Gloria apareció en un papel secundario, pero demostró que su altura interpretativa estaba muy por encima de categorías .


Al comenzar la decada de los 60 sus películas van perdiendo calidad, y encamina sus pasos hacia el teatro y la televisión donde trabaja con mucho éxito representando obras  sobre todo en Inglaterra.

Su última aparición en el cine se produce con la película “Melvin y Howard”(1980).

En el año 1981 le detectan un cancer de estómago, al que ella hace caso omiso pues ni siquiera aceptó ningún tipo de medicamento para tratarlo, y continúa en Inglaterra con la interpretación. Su deterioro es muy rápido y muere ese mismo año con tan sólo 57 años .

Os recomiendo que veais algunas de sus películas. Fué una actriz que aunque todo el mundo ha visto alguna vez en una u otra película, poca gente recuerda su nombre. Y lo cierto es que vale la pena ver su gran trabajo.Parece que hubiera trasladado su turbulenta y enigmática vida a los personajes que interpretaba, dándoles el sentido que en cada momento necesitaban , acompañándolos de su mirada profunda y su segura forma de caminar y moverse.Sin duda una de las mejores actrices del cine clásico.


Una respuesta

  1. Eduardo

    TOTALMENTE DE ACUERDO. Su interpretación en deseos humanos es memorable. Su presencia llenaba de turbación. Recuerdo su encuentro frente a las caballerizas con Robert Mitchum en “No serás un extraño”

    11 abril, 2014 en 12:58

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s