GRACE KELLY


Su reinado fue breve pero intenso….. cuando ejerció como actriz , llenó todas las portadas de revistas de cine del momento, siendo considerara una de las caras más populares de la época.

A su llegada a Hollywood,el prototipo de rubia tonta a lo Marilyn, o de rubia devoradora de hombres como Mansfield, estaba ya agotado, y ella creó un nuevo tipo de mujer …parecia una maniquí de alta costura; elegante, con clase, con mucho estilo. Además podía presumir de abolengo, gracias a su familia, y por lo tanto contaba con una exquisita educación y una costumbres irreprochables.

Grace nació en el seno de una familia católica irlandesa de Filadelfia el 12 de Noviembre de 1928. Su familia éstaba muy bien posicionada socialmente, aunque nunca alardearon y fueron más bien estrictos y austeros con los hijos, a los que les dieron una estupenda educación, pero también les inculcaron el sentido del trabajo y el esfuerzo.Su tío, George Kelly, fue un dramaturgo ganador de un Putllizer,que influyó mucho en Grace animándola a conocer el lado artístico ,que según él, Grace poseía.

Sus padres no estaban muy animados respecto al hecho de que Grace se convirtiera en actriz, pero después de una lucha, que fue más bien ardua, Grace los convenció para matricularse en la America Academy of Dramatics Arts de Nueva York.Ésto ocurrió en 1947, y hasta su debut en el cine, transcurrieron 6 años de aprendizaje, vida bohemia y algunos trabajos como modelo y en televisión, en los que ya se apreciaba su estilo, unido a una frialdad elegante,que sería su reseña más tarde en el mundo del cine.

Su primer filme importante se produjo junto al grandísimo actor Gary Cooper, en ” Sólo ante el peligro” (1952).


Aunque su talento como actriz estába practicamente comenzando a desarrollarse, llamó la atención la increíble calidez que surgía de una dama cuya belleza era tan fría y por lo tanto tan distante.Con ésta extraña dualidad, los estudios de cine se dieron cuenta que Grace podía ganar batallas frente a la más ardientes y exhuberantes mujeres del momento.

Así que la Metro y la Paramount se interesaron por ella al mismo tiempo, y en 1953 ya estaba rodando ” Mogambo” junto a Clark Gable y Ava Gardner.

El rodaje se produjo en Africa y fue muy largo y comentado. Entabló una amistad con Ava, que se mantendría incluso cuando posteriormente ella se convirtió en Princesa de Mónaco. Fue una de las pocas amistades que conservó del mundo de Hollywood, y también se rumoreó que ella y Gable habían iniciado una relación sentimental, aunque algunos cuentan que por la que verdaderamente se sentía atraído Gable, era por Ava Gardner.


Alfred Hitchcock, al ver ésta película quedó fascinado con la belleza de Grace. A él siempre le gustaron las mujeres de semblante inescrutable y misterioso, cuyo erotismo fuera difícil de encontrar, pero que una vez estallaban resultaban realmente sorprendentes.

Así que el maestro del suspense por excelencia, decidió darle un papel protagonista en la película “Crimen Perfecto”(1954).Éste papel le dio a Grace la oportunidad de lucirse en un papel dramático del que logró salir airosa. Éste mismo año vuelve a trabajar con el genial director en “La ventana Indiscreta”, junto al magnífico James Stewart. En ésta película Grace estuvo sensacional, aportándole al personaje una distinción que no dejó indiferente a nadie.

Demostró un estilo sorprendente, luciendo modelos elegantes y sofisticados con mucha naturalidad. Desvelándonos que hay personas que nacen con arte para mirar, para caminar, para sonreir, para gustar…

Posteriormente cambia de registro y la Paramount la presenta en “ La angustia de vivir”(1954), un drama en el que interpreta el papel de la esposa de un actor atormentado y alcohólico interpretado por Bing Crosby, con un amigo apuesto por el que ella se siente atraida y que pone en escena William Holden. Formaron un trio perfecto con unas interpretaciones sublimes. Tanto fue así, que Grace ganó un Oscar como mejor actriz, llegando a arrebatarle la estatuilla a Judy Garland, que estaba nominada por “Ha nacido una estrella”.


En el año 1955 vuelve a deleitarnos de nuevo con su presencia sofisticada en “Atrapa un ladrón”, junto a Cary Grant y bajo la dirección de nuevo de Hitchcock. La película tuvo un enorme éxito y en ella Grace demostró que era inmejorable también para la alta comedia. La película se filmó en la Riviera francesa y cuentan que fue aquí donde por primera vez, conoció al que luego la haría Princesa casándose con ella, éste no era otro que Rainiero de Mónaco.


Llegado a éste punto, la fama de Grace ya era insuperable. Se la disputaban las revistas, los jefes de publicidad, y los actores que habían trabajado con ella deseaban volver a hacerlo. En sólo tres años se metió al público y a Hollywood en el bolsillo. Además tenía fama de sencilla y humilde, ya que durante mucho tiempo, y siendo ya una estrella muy popular, compartió piso con la actriz Rita Gam .Su vida parecía un cuento de hadas.

Y el cuento de hadas se hizo más real aún al prometerse con Rainiero de Mónaco. La noticia cayó como una bomba en el mundo del cine. Los jefazos de la Metro y la Paramount se frotaron las manos, pensando en los beneficios de publicidad que aportaría ésta relación.

Lo que no pensaron fue que ésta relación acabaría en matrimonio, y que se les escaparía de las manos una de las más famosas actrices del momento.

Aunque Grace tenía un contrato con la Metro, la dejaron marchar sin ningún problema y además le ofrecieron como despedida del cine, dos títulos inmejorables “Alta Sociedad”(1955), junto a Frank Sinatra y que fue una adaptación en musical de “Historias de Filadelfia”protagonizada por Katharine Hepburn. La crítica la dejó malparada respecto a Katharine, pero ella demostró que con su propio estilo seguía estando maravillosa.


Su despedida definitiva antes del enlace, se produjo con un título llamado “El Cisne” (1956), en el que, cosas de la vida, interpretaba el papel de una princesa que tiene que escoger entre el amor y el deber. Estuvo perfecta en el papel, fue como un ensayo de lo que posteriormente sería su vida real. Con un porte majestuoso, sereno y delicado le dio vida a la princesa Alexandra. Nadie podía haberlo hecho mejor.

La boda se celebró un 18 de Abril de 1956. Bajo el nombre de Alteza Serenísima Gracia de Mónaco, la ex actriz y el príncipe se propusieron hacer de Mónaco un paraíso idílico.


Cuentan que sus primeros años como princesa de Mónaco fueron un desastre. No se adaptaba a un protocolo demasiado estricto, y echaba de menos a sus amigos de Hollywood. , con los que seguía manteniendo relación.

Más de una vez se vió tentada de regresar al mundo de cine, para respirar y salir un poco del ambiente opresivo en el que vivía. Su última oportunidad se le presentó bajo la firma del que había sido uno de sus primeros admiradores: Alfred Hitchcock.

Éste le ofreció la posibilidad de ser la protagonista absoluta de una película que se titularía “ Marnie la ladrona”, en donde Grace de nuevo podría lucir su elegancia y su saber estar. Nunca se la vió tan apática y deprimida. Rainiero se opuso totalmente a su vuelta al cine. Tal vez fue ésta circunstancia, la que le hizo aficionarse a la bebida. Sus amigos se preocupaban realmente cuando la veían en estado de embriaguez, pues se descontrolaba y no sabía lo que hacía.

Aunque en público daban la imagen de enamorados, cuentan que no era más que eso: una imagen .Grace supo interpretar su papel de princesa en la vida pública mejor que ninguna otra, pero en la vida privada le fue muy difícil hacerlo. Sólo a partir del nacimiento de su primer hijo, Grace pareció darse cuenta de lo que realmente representaba ,y en lo que se había convertido su vida, así que resignada intentó vivirla lo mejor posible.

Rainiero encontró de nuevo la alegría de la vida en brazos de otras amantes. Grace hizo lo propio, y le pagó con la misma moneda: mantuvo una relación de por vida con el actor David Niven.

Tuvo tres hijos en su matrimonio: Carolina, Alberto y Estefanía .

El 14 de Septiembre de 1982 tuvieron un accidente de automóvil Grace y su hija pequeña, por una de las carreteras de Mónaco, que tantas veces ella había recorrido. Grace falleció en el acto y su hija salió casi ilesa del accidente. Murió con 52 años.

Se especuló mucho sobre el siniestro, llegándo a decir que quien conducía realmente el vehículo era Estefanía, que por aquel entonces ni siquiera tenía edad de hacerlo.El Principado mediante un comunicado dejó claro que la que conducia era Grace, y que el fatal accidente se había producido por un fallo en los frenos.No sabremos nunca lo que en realidad pasó. La única constancia fue que nos dejó una mujer resplandeciente, cuyo paso por el cine fue fugaz, pero nos demostró que como las verdaderas estrellas estaba dotada de una magia y una grandeza únicas.


4 comentarios

  1. Me habéis tocado la vena clasica.
    Fabulosa
    Sensacional.
    Galería maravillosa.

    Graciasssssssssssssss.

    3 abril, 2011 en 12:08

    • Gracias Alfredo, pasate las veces que quieras, siempre serás bienvenido. Respecto a las fotos, que decir…. son todas estupendas, hechas con una elegancia y un glamour impresionantes. Te trasladan a una época maravillosa. Besos.

      5 abril, 2011 en 20:01

  2. Tan perfecta.

    3 junio, 2012 en 19:28

  3. Jose Mª

    Andrey Hepbrun y Grace Kelly en elegancia estaban por encima de todas las demas actrices, pero aún mejores actrices que ellas eran Vivien Leigh Bette Davis y Joan Craford.

    23 septiembre, 2012 en 22:55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s