SIMONE SIGNORET

 

Simone Signoret, fue una de las actrices más importantes y queridas del cine europeo.  Su pasión era la interpretación ;cuidaba al máximo su puesta en escena y  mostraba a los personajes que daba vida ,de manera detallosa y estudiada. Fue una grandísima intérprete y una mujer muy polifacética, pues además pudo exhibir su talento en otro tipo de arte: el de la escritura. Cuando publicó su primer libro, los críticos quedaron impresionados con su talento, comparable incluso al de escritores de prestigio reconocido. Pero lo que más impresionó a los franceses, pues la mayoría de su trabajo lo desarrolló en este país, aparte de sus memorables actuaciones, fue su gran humanidad. Según el escritor Marek Halter  “Simone fue la primera gran actriz, que se comprometió publicamente en la batalla de los derechos humanos. Cuando lancé la campaña a favor de las madres de la Plaza de Mayo, ella estuvo a mi lado noche y día, hiciera frio o calor manifestandose ante la Embajada argentina”. Aunque alemana de nacimiento, Francia la acogió con los brazos abiertos, y el pueblo galo, la supo querer y admirar, como ella se merecía. También los americanos supieron apreciar su gran talento y compensaron su trabajo concediendole un Oscar por su sublime interpretación en “Un lugar en la cumbre”.


Simone nació en Wiesbaden (Alemania), un 25 de Marzo de 1921, aunque siendo ella una niña, y debido a que su padre era un militar francés, emigraron a París donde finalmente pasó su niñez. Se crió en un ambiente de intelectuales, y sus padres preocupados por su educación, la matricularon en una academia de inglés, donde aprendió el idioma de manera perfecta.  Durante la ocupación alemana, Simone se relacionó con numerosos intelectuales, que se daban cita en un conocido café de París, con los que intercambiaba pensamientos e ideales que fueron conformando la sensible y comprensiva personalidad de Simone. Años después y cuando ella ya era una actriz reconocida se pronunció así : “La persona que soy nació en ese café”. Parece ser que fue en éste momento de su vida, cuando comenzó a interesarse por el arte escénico. Su debut en el cine se produjo en el año 1942, en papeles menores que no le reportaron ninguna popularidad, pero que por lo menos ayudaron economicamente a su familia . Fue en el año 1948, cuando su nombre comenzó a despuntar algo con títulos como ” Dedee”, o “Agains the Wind”, pero su primera oportunidad llegó con “La Ronda” (1950), una adaptación de la obra de Schnizler, que incluso llegó a estar prohibida en Nueva York, al ser tachada de inmoral, pero que hoy en día  está considerada una obra maestra,  y quizás una de las mejores  películas que dirigiera su director Max Ophüls.



En “París bajos fondos” (1952), desempeñó el papel de prostituta, por cierto a lo largo de su larga carrera encarnaría éste tipo de personaje varias veces, tal vez debido a su físico dulce, pero rotundo y cautivador ; la película ,basada en un hecho real, mostró sin tapujos el sufrimiento de una mujer abocada a la prostitución, siendo maltratada continuamente por los hombres, por una sociedad elitista, y rodeada de un entorno sórdido, frecuentado por delincuentes , mafiosos y compañeras de profesión. Por ésta interpretación recibió un premio Bafta, y la cinta ha pasado a ser considerada uno de los clásicos franceses más importantes de toda su historia cinematográfica.


En el año 1953, aparece en “Teresa Raquin”. La película fue una muy buena adaptación de la novela del escritor naturalista Émile Zola, y en ella compartió protagonismo con el galán europeo Raf Vallone.




En el año 1955 protagonizó un interesante film de intriga y terror, cuyo título fue “Las diabólicas”.  La película, es una de esas obras que una se atreve a recomendar por su gran calidad; tanto la atmósfera creada en la película, como la interpretación impecable de sus protagonistas, compusieron un resultado inmejorable. En el año 1996 se hizo un remake del mismo título protagonizado por Sharon Stone e Isabelle Adjani, pero aunque resultó ser una obra entretenida, quedó bastante malparada, respecto de la original.






En el año 1956, fue dirigída por el singular Luis Buñuel en “La muerte en este jardín”, y tres años después llegaría su reconocimiento como actriz en el cine americano con una película británica llamada “Un lugar en la cumbre”(1959). En ésta cinta Simone estuvo soberbia mostrando al espectador el personaje de una mujer  hastiada de la vida,adúltera y bohemia, que sólo busca el placer inmediato y sin compromiso. Entre los premios que recibió por ésta interpretación se encuentra el Oscar de aquel año, y un premio Bafta como mejor intérprete. extranjera.






Ya con el reconocimiento del cine americano, Simone trabajaría por estas tierras en algún título más ,como en el film dirigído por Stanley Kramer “El barco de los locos”(1965), donde compartió protagonismo con Vivien Leigh, José Ferrer o  Lee Marvin entre otros, y por cuya interpretación fue de nuevo nominada a los Oscar. Continuó su andadura americana de la mano de Curtis Harrintong , en un thriller llamado “La muerte llama a tu puerta” (1968), por el que obtuvo una nominación a los premios Bafta, y ya en el año 1977 participó en una comedia, junto a actores como Jane Fonda, o George Segal, cuyo título fue “Roba bien y no mires a quién”. Lo cierto es que Simone recibió muchas más ofertas que las mencionadas, para trabajar en Hollywood, pero ella siempre prefirió hacerlo en la vieja Europa, sobre todo en el cine francés, que era donde más cómoda se sentía. Así que siguió cosechando éxitos, al margen de sus intervenciones americanas, con títulos como  “Escándalo en las aulas”(1962), un drama donde compartió protagonismo con Sir Laurence Olivier; “Los raíles del crimen”(1965), una sorprendente e intrigante película de cine negro, en la cual apareció junto a su marido el actor Ives Montand; “¿Arde París? (1966), cinta de cine bélico, en la cual aparecieron un elenco de actores dignos de mención como Kirk Douglas, Orson Welles, Anthony Perkins o Alain Delon entre otros; “LLamada para un muerto”, en la cual fue dirigída por Sidney Lumet; “El ejercito de las sombras”(1969), cinta considerada un clásico del cine europeo, y uno de los mejores homenajes que se hicieran a los héroes de La Resistencia francesa, ante el ataque de los nazis en la II Guerra Mundial, o “El gato”, adaptación de la novela de George Simenon, donde apareció en una sublime actuación, al lado de Jean Gabin. Ya entre sus últimas apariciones en el cine se encuentran “Madame Rosa” (1977), que recibió un Oscar como mejor película extranjera, y en la que Simone volvió a interpretar el papel de una prostituta ya entrada en años, y un drama llamado “La adolescente”(1979).

La gran carrera cinematográfica de Simone, no impidió que tuviera una vida personal satisfactoria, con algún que otro sobresalto, pero que Simone supo llevar con clase y elegancia. Se casó por primera en el año 1944, con un cineasta, con el que tuvo a su única hija.Al divorciarse de éste conoció al que sería el hombre de su vida, el actor francés Ives Montand, con el que compartió el resto de sus dias. La relación con Montand se cuestionó al salir a la luz un supuesto romance que éste mantuvo con Marilyn, durante el rodaje de “El multimillonario”. Al ser preguntada respecto a esta cuestión, Simone respondió: “Si Marilyn se ha enamorado de mi marido, eso demuestra que tiene buen gusto”.

Demostró su clase y su estilo con esta afirmación, y demostró, como no, ser una de las mejores actrices del cine europeo. Aunque la madurez y la vejez hicieron estragos en su físico,pues engordó de manera significatíva, Simone no dudó en presentarse ante su público de manera natural y digna, por lo que a los ojos de sus seguidores ,este hecho,aún  engrandeció más su nombre. Se retiró del cine cuando el cáncer apareció en su vida, en el año 1982, y murió tres años depués,un 30 de septiembre de 1985, a causa de esta enfermedad. Se marcharon con ella su buen hacer como intérprete, su dulce rostro, y su inmensa bondad; pero quedaron sus obras, sus fotografías, y el recuerdo de un público, que ante todo la recuerda como una de las más personas más bondadosas y comprometidas con los derechos sociales, que pasaron por el mundo del cine.


3 comentarios

  1. Quizás menos conocida que otras actrices, pero igual de bella, esos rasgos facilaes..ojos tan penetrantes la hacían especial. Tenía mirada dulce y cautivadora y supo llevar su carrera alternando sus principios. Fue una mujer solidaria y muy humana, y creo que es lo que por entonces logró “enganchar” a la gente..además de su interpretación.
    Bueno pues te dejo besos dorados para este finde…pásalo bien vale? nos seguimos leyendo….muakkkkkkk!

    15 abril, 2011 en 14:23

  2. Hola Maravii! vengo a traerte algo:

    Toma, Para que lo sientas más cerquita:

    •*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•
    …Y pudo más la ilusión
    que las fuerzas que tenía;
    y cuando ya no podía,
    empujó su corazón…
    •*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•*´¨`*•.¸¸.•

    Feliz Semana Santa…muakkk!

    18 abril, 2011 en 15:48

  3. Xorge

    Que mujer !!!!!!!

    simplemente una mujer extraordinariamente talentosa y además hermosa por fuera y por dentro…

    donde quiera que esté Ud. Madame Signoret, yo sería su esclavo…

    26 abril, 2011 en 05:59

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s