ARLENE DAHL

En el reino de las pelirrojas cinematográficas, existieron más nombres que el de la inolvidable Rita. Aunque ella fue la más representativa de todas las que lucieron este color de cabello , hubieron muchas otras que  tambien supieron  pasar por el reino…. aunque lo hicieran de puntillas . Su paseo por el cine fue más discreto que el de la mítica Gilda, y aunque sus actuaciones no pasaron a la posteridad del cine, dejaron una huella que ,aunque menos profunda, no pasó desapercibida para los caballeros de la época. Este fue el caso de Arlene Dahl.

Aunque Arlene abandonó el cine en el año 1959, fue por voluntad propia; hasta ese momento tuvo la oportunidad de trabajar en numerosas películas, algunas de calidad,  y junto a buenos actores. En sus papeles siempre apareció deslumbrante,…estaba perfecta en papeles de gran dama, pues siempre aportaba una sofisticación y una elegancia dificilmente superables. Se trasformó mediante sus personajes en princesa, en dama de época, en vedette…y en todos sus papeles apareció deliciosa y bellísima. Lo cierto es que Arlene siempre contó con esa extraña cualidad, que la hacía lucir los brillantes y los modelos de firma, mejor que ninguna otra.


Esta pelirroja actriz nació un 11 de Agosto en Minneapolis (EE.UU). Dió muestras de su vena artística a edad muy temprana, ya que siendo tan sólo una niña, apareció en varias obras teatrales de su colegio, donde ya se reconocía a una actriz talentosa. Poco a poco se fue introduciendo en grupos teatrales de mayor proyección en su ciudad natal. A todo esto, su belleza se iba manifetando cada vez más, por lo que compaginaba sus actuaciones teatrales, con trabajos de modelo, que poco a poco fueron haciendo de ella una figura bastante popular. A mediados de los años 40, consiguió debutar en el cine de la mano de la Warner con “Vivir con papá”(1947), una maravillosa comedia dirigída por Michael Curtiz, cuyos protagonista absolutos fueron William Powell, Irene Dunne, y una jovencísima Liz Taylor. Intervino en algunos títulos más, todos de escasa relevancia, bajo el mandato de estos estudios, pero viendo que su carrera no prosperaba, decidió embarcarse en una gira teatral  llamada”Questionable Ladys”. Este hecho motivó su despido inmediato, pero la Metro la recogió gustosa, y le asignó como pareja a Ricardo Montalban en un thriller llamado “Border Incident” (1949). La película se encuentra entre las menos reconocidas de su director Anthony Mann, pero vista años después no ha perdido  ni un ápice de su mensaje, pues trató el tema del tráfico de inmigrantes ilegales, que tristemente tantos años después sigue siendo noticia en todos los informativos.

En su siguiente película sería dirígida de nuevo por el mismo director antes citado en “El reinado del terror”(1949). Aquí desempeñó el papel de una noble dama, que ve amenazada su integridad física, debido a que su nombre aparece en una lista negra confeccionada por Robespierre en la época de La Revolución francesa.


Su siguiente proyecto fue un western llamado “Ambush” (1949), y en él compartió cartel con el galán Robert Taylor, que desempeñaba el papel de salvador de bellas mujeres, que eran raptadas por los apaches,  y como no, entre ellas se encontraba la hermosa Arlene. La película fue acogida con éxito en el mercado americano, y éste hecho propició que un año después se filmara otro western bastante similar “The Outriders”(1950), pero que no llegó a obtener la misma acogida entre el público.



Su verdadero reconocimiento llegaría con “Three Little Words” (1950), una maravillosa comedia musical en la que desempeñó verazmente la vida de una antigua estrella de cine, y en la que tuvo como compañero al inigualable bailarín Fred Astaire.


“Here Come the Girls” le dió la oportunidad de aparecer como vedette, junto a Bob Hope y Tony Martin. El musical, no pasó a formar parte precisamente de la historia del cine, debido a su escasa calidad, pero por lo menos nos presentó a Arlene en todo su esplendor físico.


Posteriormente participaría en dos películas de aventuras, junto a dos galanes de la época como fueron Alan Ladd en “La legión del desierto”(1953), y Rock Hudson en “Rifles de Bengala”(1954). En ésta última lo cierto es que su papel no fue muy relevante, pero de nuevo deslumbró su aparición ataviada con un sari que la mostró irresistible. Fueron muchas las ocasiones en que Arlene simplemente cedió su estupenda apariencia. para decorar películas más bien mediocres como  en “La casa grande de Jamaica”(1953).


Aunque también tuvo la oportunidad, de ceder su belleza al tiempo que aparecía en obras más significativas, como por ejemplo “Viaje al centro de la tierra”(1959), donde aparecía además junto a importantes actores como James Mason o Pat Boone.


Pero antes de que apareciera en esta adaptación del clásico de Julio Verne, a Arlene se le dió la oportunidad de demostrar ,que como intérprete de mujeres frias y calculadoras era fabulosa, y así, fabulosamente, desempeñó su papel de vampiresa en títulos como “El mundo es de la mujeres” (1954), “La vividora”(1956) o en “Ligeramente escarlata” (1956), donde por cierto compartió protagonismo con otra pelirroja de segunda división como fue Rhonda Fleming.

A partir de su aparición en “Viaje al centro de la tierra”, decidió retirarse del cine, aunque participaría en dos films nada relevantes en los años 60, y se dedicó a escribir sobre crónicas sociales, y a promocionar sus productos de lencería y cosmética. Estos trabajos fueron realmente los que proporcionaron a Arlene una posición económica elevada, y relaciones con  gente de poderoso status social, así que con estas magníficas amistades Arlene acabó convirtiendose en una dama de las más refinadas, que pasaron nunca por el mundo del séptimo arte.

Su fuerte personalidad y su gran independencia, la abocaron a una vida personal algo ajetreada, ya que se casó cinco veces.  Su primera unión se produjo en el año 1951 con el actor Lex Baxter, un año después éste se separó de Arlene para casarse con Lana Turner, y fue entonces cuando Fernando Lamas, que por entonces era amante de Lana, se la dejó para unirse a Arlene….. todo un culebrón. Nueve años después Fernando Lamas abandonaría a Arlene para casarse con Esther Williams. Durante su matrimonio con el actor, tuvieron un hijo  que se llamó Lorenzo Lamas, y que  bastante tiempo después se haría conocido por su participación en la serie “Falcon Crest”. Su último matrimonio se produjo en el año 1984. Las últimas apariciones de Arlene han sido primordialmente televisivas, y en todas ellas ha aparecido radiante para su avanzada edad, y con la misma elegancia y sofisticación que siempre la caracterizaron.

5 comentarios

  1. Uisch! nueva entrada! me lo apunto en la agenda jeje..

    Buenos día Maravi!! prometo leerte más despacito vale? paso deprisita para dejarte este delicioso desayuno que te he preparado ¿te gustan las fresas? si? pues mira, qué buena pinta jeje…
    Nos sentamos un ratito y los compartimos ¿quiers? pues venga…antes que sea más tarde…
    Besitos de oro

    y ….nos vemos!

    2 mayo, 2011 en 09:33

  2. Anda!!! me he quedado a cuadros al final…¿pero ésta mujer era la madre de Lorenzo Lamas? con lo que me gustaba a mí cuando era chiquita en Falcon Crest! jeje..ves? otra cosita que no sabía.. Una mujer muy atractiva, aunque tampoco la considero un bellezón pero seguro tenía otras muchas cualidades que la llevaron hasta arriba…Aunque tuvo una carrera cinematográfica muy completa, puesto que hizo de todo, está claro que lo que le llevo a su buena posición económica fue su dedicación a escribir crónicas y publicitar su lencería y cosméstica…cosa poco común en aquellas actrices de la época, que su único objetivo era alcanzar el éxito en el cine…

    Te dejo un fuerte abrrazo preciosa y muchos, muchos besitos dorados que no te falten…muakkk!

    3 mayo, 2011 en 15:07

  3. Nicandro Tavares

    En una breve visita que esta belleza hiciéra a la ciudad de México, tuve la oportunidad de verla, en una visita que hicieron varios actores norteamericanos al Ángel de la Independencia. Tuve forma de acercarme a ella más o menos a un metro de distancia y se veía más bella que en el cine.
    En la pelicula “Tres Palabritas” donde interpretó a la esposa del magnífico e inolvidable Red Skelton, estaba sin lugar a dudas más bella que nunca. Hoy a mis 76 años aún la recuerdo despampanante cantando…
    ” I love you so much…”

    5 mayo, 2011 en 17:00

    • Ojalá yo hubiera tenido la oportunidad de ver a algunas de estas divas del cine en persona. Un verdadero placer leer su comentario. Un saludo y espero que siga pasándose por aquí.

      5 mayo, 2011 en 18:02

  4. ………..((((
    ..¸,o¤°“°¤o,¸
    …(….◕¸¸◕….)
    oOO—`*´—OOo
    CON CARIÑO PARA TI

    Feliz finde Maravi!!!
    Muakkkkkk!

    6 mayo, 2011 en 22:33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s