LEE REMICK


Lee Remick fue una mujer bellísima; su belleza no era lo bastante “explosiva”, como para convertirla en una bomba sexual, cosa que por otra parte nunca se convirtió en una de sus pretensiones, pero su rostro armonioso, y su cuerpo cimbreante y esbelto, le aportaron un estilo que encantó al público.En ella predominó ante todo la naturalidad ,y se mostró tal y como era: hermosa, pero sencilla. Amaba la interpretación por encima de todo, y con el paso de los años se convirtió en una figura muy importante del cine. Nunca se dejó influenciar por el mundo  material y ficticio de Hollywood, negándose incluso a formar parte, del sistema de estrellas que por aquella época se hizo tan popular en la Meca del cine. Fue una mujer discreta, muy familiar y sumamente profesional, con una categoría y una clase poco común;  hoy en día es una actriz muy respetada y valorada,y aunque muchos somos los que pensamos que en cierto modo Lee fue una actriz algo desprovechada ,la magia del cine siempre nos la mostrará como una actriz bellísima y de gran categoría artística.

Lee nació en Massachusetts un 14 de Diciembre de 1935; siendo ella una niña sus padres decidieron separarse, por lo que su madre que había obtenido la custodia de Lee, se mudó a Nueva York para comenzar una nueva vida. En esta ciudad fue donde la pequeña se adentró de lleno en el mundo artístico, primeramente asistiendo a clases de baile, y seguidamente matriculandose en el Actor’s Studios donde estudió interpretación. Terminados ya los estudios, comenzó a desarrollar su talento como actriz, tanto en televisión como en teatro.

Fue el director Elia Kazan, el que le dió la oportunidad de debutar en la gran pantalla, mediante un drama llamado “Un rostro entre la multitud” (1957), en el cual desempeñó un breve pero intenso papel ,que la convirtió tan sólo con 17 años en una actriz bastante reconocida en la industria del cine.

En el año 1958 apareció en “El largo y cálido verano”, una adaptación de la novela de Willian Faulkner, en la que  deslumbró con su jovialidad, su frescura, su naturalidad y su gran belleza; en este relato ambientado en la sociedad sureña compartió cartel con Paul Newman,que por su interpretación en la película recibió el premio Cannes como mejor actor, Joanne Woodward, Orson Wells ,y Anthony Franciosa.


Un año después apareció en un western llamado “Duelo en el barro”(1959),para seguidamente deslumbrar en una obra maestra conocida  con el nombre de “Anatomía de un asesinato”(1959);  ésta última,está considerada como una de las mejores películas que se rodaran jamás en el cine sobre dramas judiciales . La cinta, dirigída por Otto Preminger y protagonizada junto a James Steward, supuso para Lee su lanzamiento definitivo en el mundo del cine, consolidando  su imágen ante el público y la crítica como la de una formidable actriz.

En el año 196o, fue de nuevo protagonista de un drama sureño, dirigído por Elia Kazan  y llamado “Rio Salvaje”; en su día este film, no fue recibido con mucho entusiasmo , aunque las interpretaciones tanto de Lee, como de Montgomery Cliftt fueron impresionantes.

Dos años más tarde de nuevo consiguió que se hablara de ella gracias a su magnífica interpretación en “Chantaje contra una mujer” (1962), en lo que fue un estupendo film policiaco. Tambien  sería en el mismo año cuando por fin la Academia reconocería de alguna manera su gran talento, nominandola por su interpretación en “Dias de vino y rosas” (1962). La película que le procuró esta nominación, demostró  con claridad su gran sensibilidad y talento para la interpretacion; tanto Lee, como Jack Lemmon estuvieron soberbios, y retrataron de forma magistral y veraz el infierno del alcoholismo; Lee  finalmente no consiguió el Oscar, ya que la ganadora fue Anne Brancoft por “El milagro de Anna Sullivan” , pero fue galardonada por su maravillosa puesta en escena, con el premio Golden Laurel como mejor actriz dramática, y con La Concha de Plata en el Festival de cine de San Sebastián.

A partir de este momento siguió protagonizando numerosas películas destacando entre ellas “La última tentativa” (1965), dirigida por Robert Mulligan, y junto a Steve MacQuenn; un western con el peculiar título de “La batalla de las colinas de whisky”, en la que apareció al lado de Burt Lancaster; un drama policiaco junto a Frank Sinatra llamado “El detective” (1968), o “Casta invencible” (197O),en la cual compartió cartel con verdaderos mitos del cine como Paul Newman y Henry Fonda.


De los años setenta quizás su película más recordada sea “La Profecía”(1976), estupenda cinta de terror, en la que se vió cara a cara con el mismísimo demonio. Ya con algo más de cuarenta años, Lee deslumbró con su belleza, al lado de un no menos estimable y atractivo actor como fue Gregory Peck.

Ya casi entrando en el decenio de los ochenta, apareció en una magnífica, pero casi deconocida película de producción inglesa llamada “Los europeos”(1979), basada en una novela de Henry James, y dirigida por James Ivory.

De sus interpretaciones realizadas en los ochenta destaca un drama ,basado en hechos reales y filmado para la televisión, cuyo título fue “Pasaporte al terror” (1989). Lo cierto es que en los último años de su carrera , trabajó muchísimo para la televisión,ya que consideraba que el cine que se hacía en esos momentos, no era el buen cine que ella había conocido años antes; y es que Lee bajo esa apariencia angelical, escondía un carácter fuerte y decidido; ya lo manifestó allá por el año 1962, cuando la Fox propuso que fuera la sustituta de Marilyn Monroe en “Something’s Got to Give”(1962), hecho al que en un principio se negó, para más tarde acceder más bien por obligación, ya que le debía dos películas a los estudios, con la condición de que le pagaran una suma de dinero bastante cuantiosa. Finalmente la producción se llevó a cabo sin ella, ya que Dean Martin se negó a trabajar con cualquier actriz que no fuera Marilyn Monroe. Este hecho dejó constancia de su carácter ya que incluso se manifestó en alguna entrevista,respecto al caprichoso e irascible carácter de la rubia diva.

Haciendo balance de su carrera, lo cierto es que Lee dedicó finalmente más protagonismo a la televisión que al cine, pues más de la mitad de sus trabajos como actriz fueron desarrollados en series o tele-films. Lo que ocurre, es que sus intervenciones en el cine fueron de tanta calidad, que pasó a la historia del cine como una de las más destacables actrices de la época.

Su vida privada fue acorde con su sencillez y su discreción. Su primer matrimonio se alargó once años durante los cuales engendró a sus dos hijos,y el segundo matrimonio se prolongó durante veintiún años, terminando éste debido a la muerte de Lee que se produjo en el año 1991, cuando sólo contaba con 55 años.


3 comentarios

  1. sergio

    Such a beautiful woman I wish I would met her

    26 enero, 2013 en 17:05

  2. Johng620

    I just couldnt depart your site prior to suggesting that I incredibly enjoyed the standard information an individual supply for your visitors? Is gonna be back often so that you can inspect new posts dfbkggefdfbd

    20 mayo, 2014 en 05:12

  3. Johnc88

    I think this is one of the most significant information for me. And i’m glad reading your article. But should remark on some general things, The web site style is wonderful, the articles is really excellent D. Good job, cheers kkedddabggdb

    20 mayo, 2014 en 05:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s