NORMA SHEARER

Para pasear por la biografía de esta actriz, debemos retroceder unos cuantos años en el tiempo y situarnos en una época donde prácticamente la magia del cine empezaba a deslumbrar. Nacida a principios del siglo pasado, Norma contó con la posibilidad de disfrutar del séptimo arte cuando éste se encontraba en su máximo esplendor, quizás ésta fue la época en la que mayor glamour se derrochó en las películas : suntuosos decorados , estilismos realmente exquisitos que mostraban mujeres elegantes y distinguidas, e historias fascinantes de amores y desamores . Fue en estos primeros años cuando el cine se convirtió en un hermoso escaparate de lujo… de sueños que se ofrecían a un público hastiado de una realidad oscura y deprimente…

Comenzaban entonces los poderosos estudios de cine a gestar el sistema de estrellas, y mágicamente la fascinación se apoderó del público: nadie pudo resistirse a ese divismo que las convirtió ante su mirada en diosas terrenales …en sueños inalcanzables; en ese Olimpo del cine que sólo unas pocas tuvieron el placer de alcanzar, se encontraba Norma Shearer.

Norma nació en Montreal un 2 de Agosto de 1902, pero durante el periodo de la gran depresión  económica, tuvo que emigrar a Nueva York junto a su familia , ciudad en la que desde bien pequeña se vió obligada a trabajar ejerciendo de modelo publicitaria, o de figurante en el cine para ayudar a su familia económicamente. Eran tiempos duros, pero la avispada madre de Norma ,consciente de la elegancia y el estilo innato con que contaba la joven , decidió que podría convertirse en una gran estrella de cine si se lo proponía, y comenzó junto a ella un ir y venir por los estudios de Hollywood, luciéndola orgullosa y esperando un resultado algo mas importante de los que hasta ese momento había obtenido.En uno de sus muchos paseos ,un joven e importante productor llamado Irving Thalberg se fijó en la belleza de la joven, a la que encontraba especialmente estilosa y elegante, y decidió convertirse en su pigmalión, para más tarde convertirse en su enamorado.


Así, y gracias a la  poderosa influencia de su amado, comenzó realizando pequeños papeles  en cine mudo, para unos años después pasar a formar parte de la MGM, donde vió cumplidos sus deseos de convertirse en una gran estrella; de hecho su figura, fue una de las más importantes de estos estudios en la década de los años 30, en los cuales siempre  se paseó con una imágen sofisticada de mujer cosmopolita y gracias a la cual le concedieron el título de “Firts Lady”, debido a la gran distinción con que contaba la actriz, tan semejante a la de las damas inglesas.

Con el apoyo del joven e importante productor, ya convertido en su marido, consiguió interpretar papeles de toda índole, ya que éste procuró no encasillarla en ningún personaje para así poder demostrar su gran versatilidad; pero más tarde  la actriz supo sacar partido de su elegancia innata y se perfeccionó en  papeles de mujer moderna, liberada y sofisticada.

Como hemos señalado, su andadura por el cine comenzó en películas mudas, en concreto su debut se produjo en el año 1924 junto al fabuloso Lon Chaney en un drama-thriller muy elogiado en la época, llamado  “He Who Gest Slapped”, y un par de películas después aparecería bajo la batuta del gran Lubitsch  y junto a Ramón Novarro en “El príncipe estudiante” 1927, una película romántica en la cual se dejó seducir por el galán de la época.

Fue en el año 1929, cuando se estrenó en el cine sonoro con un musical  llamado “The Hollywood Revue of 1929”, que incluso fue nominado a los Oscars como mejor película; siguió con un drama llamado “Their Own Desire”1929, y tan sólo un año después con el film “La Divorciada”, conseguiría un Oscar como mejor actriz, en un papel hecho a su medida, pues la actriz debido a su unión con el poderoso productor contaba  con una libertad que le permitía escoger sus propios personajes, e incluso actores y directores con los que quería protagonizar la cinta en cuestión; así que su camino hacia el éxito fue imparable y todas y cada una de las películas que protagonizó en esta época, contaron con el beneplacito, tanto del público, que ya la consideraba una gran diva, como de la crítica; títulos como “Vidas intimas” 1931, “Un alma libre”1931, “La llama eterna” 1932, “Las Vírgenes de Wimpole Street” 1934 o una adaptación para el cine de “Romeo y Julieta” 1936, por cuya interpretación fue nominada a los Oscars.


Por estas fechas Norma se hallaba en su máxima plenitud como actriz, y en su vida personal experimentaba una tranquilidad y un amor que era fuertemente correspondido; pero la fatalidad estaba a punto de hacer mella en su vida, y su marido con tan sólo 37 años murió de una neumonia, por lo que su vida, tan apacible y plena, se volvió en una pesadilla de la noche a la mañana.

Antes de morir ,éste le procuró un contrato con la Metro envidiable, y en herencia dejó a la actriz,  una situación  económica realmente holgada, pero era tal la tristeza que sentía, que por su cabeza pasó abandonar el cine y retirarse para siempre, pero los estudios no querían perder una actriz cuya presencia en las películas era sinónimo de éxito, y prácticamente se vió obligada, por el contrato que la ligaba con la Metro, a seguir desarrollando su faceta artística.

Precisamente la primera película en la que participó la actriz tras la muerte de su esposo, fue una superproducción sobre la vida  de la reina de Francia María Antonieta; la película destacó por sus grandiosos y exquisitos decorados, sus ostentosos y logrados vestuarios, y los cientos de extras que se contrataron para la ocasión. El público quedó maravillado ante tanta opulencia, y Norma demostró que se adaptaba con facilidad a cualquier tipo de registro,pues igual podía interpretar el papel de mujer frívola y liberal, que el de esposa y madre de familia que ante todo antepone sus obligaciones en la corte; esta interpretación le valió una nominación a los Oscars, y un reconocimiento mundial; entre los actores que compartieron protagonismo con la actriz, se encontraba un jovencísimo Tyrone Power.



Dando vida a esta mítica reina, Norma consiguió una categoría  sólo propia de las grandes intérpretes, y la gente la encumbró en lo más alto, pero paradojicamente no fue la escogida cuando prefirieron a Vivien Leigh como Scarlata O’Hara en “Lo que el viento se llevó”.

Este hecho dejó profundamente confundida a la actriz, que aunque notaba el apoyo del público, comenzaba a desesperar al comprobar que surgían nuevas estrellas, mucho más jóvenes y atractivas, con las que practicamente no podía competir.

Así que en su siguiente película ” Idiot’s Delight”  1939 se lució junto a Clark Gable, que por entonces se encontraba  tras dar vida al personaje de Rhett Butler en su máximo esplendor, en lo que fue una deliciosa comedia musical, que de nuevo la situó, como sin duda se merecía ,entre las más grandes.

Este misma año protagonizaría “Mujeres” 1939 de George Cukor, que se convertiría con el paso del tiempo en una de sus interpretaciones más recordadas; el film protagonizado primordialmente por mujeres como Joan Crawford, Joan Fontaine, Paulette Goddard, Rosalind Russell o Lucille Watson, demostró el gran talento con el que contaba Cukor para retratar el mundo femenino, y nos ofreció imágenes inolvidables, con actrices únicas e irrepetibles; setenta años después de su rodaje la película no ha perdido la “chispa” y la frescura que tan famosa la hiciera en su momento; una película sumamente recomendable por su glamour y su fantástica puesta en escena.


Unos años después de esta interpretación Norma tomó la decisión de retirarse; eran muchos los frentes abiertos: nuevas estrellas, jóvenes y bellas con las que no podía competir, y nostalgia de unos tiempos pasados irrepetibles la llevaron a tomar esta decisión. Ella… la estrella que tanto había brillado en el firmamento de Hollywood, con tan sólo cuarenta años, se despedía voluntariamente del mundo que tantas satisfacciones le habia aportado.

Se casó con un instructor de esquí veinte años más jóven que ella, y junto a él compartió el resto de su vida; una vida ,según cuentan ,triste  nostálgica y melancólica, que la abocó al alcohol y a una fuerte depresión de la que jamás pudo recuperarse.El glamour, el lujo de antaño se perdieron en el tiempo… pero siempre nos quedaran sus imágenes…. imágenes maravillosas de  mujer fuerte, moderna y decidida que hizo soñar a millones de personas, en una época donde lo que más necesitaba la gente era precisamente eso: soñar.

Norma murió un 12 de Junio de 1983 en Los Angeles.




11 comentarios

  1. Esta si fue una autentica diva. Aunque demasiado antigua para ser recordada en general. De mirada penetrante y no con un cuerpo tan espectacular como oteas en su época. Y aun así de las que mas alto llego a brillar. Imagino que el talento, por una vez seria reconocido. Saludos y como siempre documentado escrito sobre una mas de tantas hoy en día olvidadas estrellas. Cuidate

    11 octubre, 2011 en 22:12

    • Hola Plared! La verdad es que estamos hablando de una diva en el amplio
      sentido de la palabra. Sin ser la mas bella, su personalidad fuerte y
      decidida, hizo que el público la considerara hermosa, y en cuanto a
      clase y elegancia pocas supieron igualarla.Gracias por tu visita, y
      besos

      12 octubre, 2011 en 17:12

  2. Shearer quizás fue la primera mujer realmente moderna e inteligente en aparecer en la pantalla lejos del esteriotipo de chica mona e ingenua. Nunca me canso de ver “Mujeres” aunque creo que es Russell -que está inmensa- la que se lleva el gato al agua. Nunca fue la misma desde el fallecimiento de Thalberg con el estudio practicamente obligándola a ponerse ante la cámara. El final de su vida fue de lo más triste. Vi esa película con Lon Chaney con el título “El payaso de las bofetadas”. Besos. Borgo.

    12 octubre, 2011 en 17:08

    • Hola Borgo! A mi encantan estas mujeres de principios de siglo, además creo que fue la época más glamourosa de toda la historia del cine: nada más hay que echar un vistazo a las maravillosas fotos de estas actrices.
      Norma en concreto me encanta, porque se ve fuerte, con una personalidad acusada y moderna, que transmitía en todos sus personajes; la película “Mujeres” me tiene cautivada,y aunque es verdad lo que dices de que Rusell descacó poderosamente, la cuestión es que en conjunto todas estuvieron excelentes. Por cierto sorpresa me he llevado viéndote por aquí, por supuesto agradable como siempre. Besos

      12 octubre, 2011 en 17:21

  3. A ésta actriz sí que la recuerdo bien poco…jeje será que es una de las más antiguas del cine clásico o una de las primeras en aquella época de esplender, según por donde lo mires 🙂 Ni es de las más guapas ni de las menos guapas, pero supongo que tendría ese algo especial, que la caracterizaba por encima de las demás, su estilo, elegancia y su facilidad para interpretar cualquier papel. Es una lástima que, perdiera a su amor tan joven, y por lo que cuentas puedo decir que ya no levantó del todo cabeza. Le arrancó un vacío inmenso que no pudo superar del todo, y se encontró desorientada y deshubicada a raiz de entonces. Pero supo afrontarlo, mejor o peor y la llegada de nuevas generaciones más jóvenes y esbeltas, dió su toque final a su flaqueza, hasta que terminó por desaparecer…una lástima también con tan sólo 40 años!
    Una mujer con carácter, con saber estar y con capacidad para conseguir lo que se propusiera. Todo un clásico donde las haya…

    Me encantan tus biografías Cris..ésta particularmente me ha parecido super interesante…
    Te mando miles de besitos de oro preciosa…feliz finde! muakk!

    14 octubre, 2011 en 18:05

    • hola doradita.Esta actriz es muy antigua, de la época de las grandes divas como greta garbo o gloria sawson; a mi esta epoca es la que más me gusta,respecto a estilismos decoracion etc.., nada más hay que echar una miradita a las fotos tan cuidadas que se hacian. Gracias por visitarme Doradita y un buen finde. Besos

      15 octubre, 2011 en 08:04

  4. Lirios

    me encanta

    16 octubre, 2011 en 15:12

  5. Alberto Jhovan Martinez

    Que hermosa biografia de Norma Shearer , ya tenia mucho que no escuchava una biografia que me agradara tanto como esta gran actriz!!!!! Mil gracias por deleitarnos con esta valiosa informacio.

    17 octubre, 2011 en 04:10

    • Muchas gracias Alberto por todos sus comentarios.¡Es un verdadero placer verlo por aquí de nuevo. Un abrazo

      17 octubre, 2011 en 07:00

  6. MIguel

    Hoy precisamente he visto la película the women. Donde interpreta rol con joan crawford y otras grandes. Debo decir que era una mujer elegante y de gran fuerza escénica. Leyendo su biografia, pues… me queda un sentimiento de nostalgia. Una hermosa mujer, con una posición económica holgada (al menos al fin de su carrera)con tantos talentos, fama, amor, no debería haber tenido un final así de triste. No lo entiendo. La vida es un sueño y la fama y el dinero ilusión. Bella, bella… mil gracias por la biografia tan impactante.

    28 enero, 2013 en 22:16

  7. Miguel Angel Fernandez

    La recuerdo como una gran actriz en María Antonieta. Es una película que
    vi de chico y siempre la recuerdo

    31 agosto, 2014 en 23:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s