NATALIE WOOD

Natalie comenzó su carrera en el cine con papeles de niña prodigio; un tiempo más tarde cuando la niñez había quedado atrás para dejar paso a una adolescente de generosas curvas , sus personajes siempre la mostraron como una chica encantadora y de provincias que pese a sus años, no había perdido ese candor sólo atribuible a edades más tempranas . Este hecho motivó que el público la encontrara cercana y accesible , llegando a reconocer en ella a su propia hija, o quizás a la encantadora vecinita de al lado, que aunque de hermosura tentadora siempre les recordaba a la niña de antaño.

Cuentan que fue el amor imposible de muchos americanos, que encontraban en ella una belleza natural y nada artificiosa ;de hecho el director Elia Kazan opinaba de ella que  su físico siempre tuvo una parte de niña y otra de mujer; no puedo estar más de acuerdo con esta apreciación: bajo mi punto de vista, jamás perdió ese toque juvenil y natural que tan accesible la hizo ante el público. Quizás fueron sus grandes ojos en los que  siempre podías encontrar una chispa de mirada aniñada… o quizás  la vitalidad  juvenil que le corría por las venas ,pero ni siquiera en los últimos años de su vida perdió esa frescura que fue su seña de identidad.


Natalie nació un 20 de Julio de 1938 en San Francisco. Sus padres fueron unos emigrantes rusos que se asentaron en tierras americanas huyendo de un futuro que se auguraba nefasto, por lo que al llegar a la tierra de los sueños, lo primero que hicieron fue cambiar su apellido claramente soviético, por otro más apropiado que les permitiera desenvolverse con mayor facilidad por este país, que por entonces era muy intransigente con la inmigración . El apellido elegido por la familia fue el de Gurdin, así que poco tiempo después de su llegada, la aún pequeña Natalie fue inscrita en el registro civil como Natalie Gurdin.

La madre de la actriz siempre se caracterizó por su gran ambición y por su pasión por el mundo escénico ya que ella misma fue una notable bailarina de danza clásica,  por lo que volcó todas sus esperanzas en la pequeña Natalie, que ya con tan corta edad destacaba por su hermosura, su ingenio y su gran desparpajo. Así comenzó un periplo por infinidad de castings en los que la pequeña destacaba por su espontáneo carácter.

Los productores pudieron ver ella todas las características propias de una estrella infantil, así que su debut en el cine se produjo con tan sólo cinco años en la película “Happy Land” 1943, que se convirtió en preámbulo de muchas que vinieron después como la protagonizada junto a Orson Wells y Claudette Colbert “Mañana es vivir” 1946 ; el entrañable clásico navideño “De ilusión también se vive” 1947  junto a Mauren O’Hara y John Payne o “El fantasma y la señora Muir”1947. 



Estos films son tan sólo son una pequeña muestra de todas los que protagonizó siendo tan sólo una niña; lo curioso, es que aunque iba cumpliendo años la industria siguió ofreciéndole papeles a los que Natalie se adaptaba con facilidad; así pues fue una de las pocas estrellas infantiles que supo continuar con su profesión en el cine con soltura y sin traumas, y lo cierto es que sus mayores éxitos los disfrutaría en esta segunda etapa de su carrera cuando su niñez ya había quedado atrás.


En el año 1952 ya apareció luciendo sus encantos de adolescente junto a la gran Bette Davis en “La estrella”, película por la que Bette fue nominada a los Oscars, y este mismo año Natalie deslumbró en un musical llamado “Sólo para ti”, junto a Bing Crosby y Jane Wyman.

También tuvo la oportunidad de aparecer en una deliciosa comedia llamada “Su único deseo” 1955,  junto a la camaleónica Anne Baxter y el  galán de galanes Rock Hudson.

Este mismo año conseguiría su primera nominación a los Oscar  como actriz secundaria por su fantástica interpretación en “Rebelde sin causa” 1955; el film en cuestión, obtuvo una gran repercusión entre el público, y Natalie en el personaje de Judy, novia del rebelde al que dió vida James Dean, convenció a la crítica y a un público que olvidó con rápidez su pasado como estrella infantil, y comenzó a valorarla como una actriz maravillosa que era; a partir de esta intervención Hollywood le brindó fantásticas posibilidades, ofreciéndole papeles que no hicieron sino confirmar su calidad interpretativa.

Gracias a esta película la actriz comenzó a ser objeto de deseo para los directores de la época, que comenzaron a demandarla para todo tipo de género cinematográfico, siendo su siguiente producción un thriller llamado “Un grito en la noche” 1956, en el que interpretó con veracidad el papel de una joven secuestrada por un psicópata; aunque la película pasó con discreción por taquilla, lo cierto es que el resultado final fue impecable.

En 1956 apareció caracterizada de india junto a John Wayne y Jeffrey Hunter en “Centauros del desierto”, que según muchos fue el mejor western de toda la extensa filmografía de John Ford.

Compartió cartelera con Gene Kelly en un drama rodado en 1958 cuyo nombre fue “Marjorie Morningstar”, y aunque la película es una de las menos reconocidas del genial bailarín, lo cierto es que en su momento fue acogida con estusiasmo, y a Natalie le sirvió para proyectar su carrera de manera certera.


Este mismo año protagonizó un trio amoroso con dos de los actores más populares de la época:  Tony Curtis y Frank Sinatra; estos se disputaron su amor en una cinta bélica llamada “Cenizas al sol”, que aunque prácticamente desconocida en la actualidad, no por eso deja de ser interesante su visionado.

Después de protagonizar junto a su ya marido Robert Wagner una insípida película llamada “Los jóvenes canibales”1960, comenzó el rodaje de, según mi punto de vista, una de sus películas más representativas y en la que pudo demostrar sus estupendos registros  como actriz, esta fue : “Esplendor en la hierba” 1961. Con esta interpretación Natalie consiguió una nominación a los Oscars como mejor actriz principal, y en ella compartió protagonismo con un debutante Warren Beaty, siendo ambos dirigidos por la fantástica batuta de Elia Kazan; con todos estos ingredientes y un buen guión, se consiguió rodar una de las películas de amor más bonitas de toda la historia del cine.

Como en el género romántico se desenvolvia con soltura, le ofrecieron el papel protagonista de un musical innovador y romántico que se llamó “West Side Story” 1961;  así que recien acabado el rodaje de su anterior y exitosa película se vió inmersa de nuevo en esta producción, que también le reportaria una gran consideración entre el público y la industria del cine. Natalie dió vida al personaje de María de manera natural y creíble, ya que el carácter del personaje encajaba muy bien con su propia personalidad, y tanto ella como Richard Beymer, Rita Moreno o George Chakiris, deleitaron al público con hermosas canciones e impactantes coreografías musicales que se acabaron convirtiendo en todo un hito: de hecho la película está considerada una obra maestra y ha pasado a ser considerada uno de los mejores musicales de toda la historia del cine.



Fue tan grande la repercusión del film, que un año después volverían a ofrecerle protagonismo en un musical llamado “La reina del Vaudeville” 1962, en el que encarnó el personaje de Gipsy Rose Lee, una estrella del burlesque nacida a principios de siglo;lo cierto es que estuvo divina dando vida a esta actriz , y aunque el musical no tuvo la repercusión del anterior lo innegable es que fue muy original y contó con números musicales inolvidables.

“En amores con un extraño”1963, conmovió al público con una historia de amor deliciosa al lado de Steve MacQueen; la película obtuvo cinco nominaciones a los Oscars, entre las que se encontraba la nominación como mejor actriz de Natalie ,y conformó un resultado impecable sobre todo gracias a la impresionante química surgida entre los dos protagonistas que lamentablemente no volverían a coincidir en el cine nunca más.

En los siguientes años apareció consecutivamente en dos comedias chispeantes que la unieron de nuevo profesionalmente a Tony Curtis : la primera fue “La pícara soltera” 1964 y la segunda “La carrera del siglo”1965 ; ambas fueron muy bien recibidas por el público, pero a Natalie nunca llegaron a encajarla en este tipo de género, en el que según algunos aparecía sobreactuada, o quizás simplemente es que la gente se había acostumbrado a ubicarla en dramas románticos en los que verdaderamente deslumbraba.

Quizá fue este el motivo por el que un año después, apareciera de nuevo en un drama llamado “La rebelde” 1965 ,en el que compartió créditos con Robert Redford, con el que un año después volvería a trabajar de nuevo en un estupendo drama llamado “Propiedad condenada”, y en el que ambos fueron dirigídos por un primerizo Sidney Pollack.


Extrañamente a partir de este momento sus intervenciones en el cine se desarrollaron generalmente en comedias que pasaron prácticamente inadvertidas; entre todas ella destacó “Bob, Carol, Ted y Alice” 1969, por su temática algo arriesgada para la época ,ya que trataba sobre los intercambios de pareja en el matrimonio para incentivar de nuevo la pasión, eso sí con un toque de comicidad, y propagaba a los cuatro vientos la libertad sexual; la película obtuvo un considerable éxito de taquilla, pero fue denostada y alabada a partes iguales.

La última vez que vimos a Natalie en la pantalla grande, fue con “Proyecto Brainstorm” 1983, una película de ciencia ficción en la que trabajó con Christopher Walken, con el que por cierto se rumoreaba  tenía una relación , y que la actriz no pudo terminar de rodar debido a su muerte; la cinta vió la luz gracias a las dobles que utilizó el director para acabar algunas secuencias.



Su vida amorosa estuvo ligada, por lo menos mediaticamente, al actor Robert Wagner, con el cual se casó dos veces; lo cierto es que pocas fueron las personas que apostaron por esta relación, que aunque en un principio parecía verdadera, con el paso del tiempo se fue desmontando ya que en torno a esta unión comenzaron a surgir rumores de que se trataba de un montaje ideado por el Hollywood más ficticio.Aunque tuvieron hijos, y sus separaciones y reconciliaciones fueron frecuentes, la sombra de la duda siempre recayó sobre Robert Wagner del que se contaban historias truculentas respecto a sus desviaciones sexuales.

Precisamente se encontraba en su compañia, y en la del que por entonces era su pareja “no oficial” Christopher Walken ,cuando Natalie encontró la  muerte.

La noche del 21 de Noviembre del año 1981, la actriz junto a su marido y varios amigos se reunieron en el yate  propiedad de la pareja ,el barco se llamaba “Esplendor”en honor a la película que años antes protagonizara Natalie ,para celebrar su próximo debut en el teatro. La velada se fue convirtiendo en una orgía de drogas y alcohol, que pronto hicieron mella tanto en Natalie como en su marido Robert Wargner y en sus invitados; eufórica, la actriz decidió embarcar en el bote salvavidas, cosa por otra parte muy extraña pues le tenía mucho temor al mar, para llegar a su mansión que se encontraba relativamente cerca del yate y proveerse de más sustancias, ya que quedaba mucha noche por disfrutar. Era tal su embriaguez, que cuando regresaba al yate entró en un estado de pánico que la hizo perder el equilibrio y caer al agua en la cual terminó ahogandose. Lo más curioso es que en el año 2010 la muerte de la actriz se puso de nuevo de actualidad ya que su hermana pidió reabrir el caso manifestando que el actor Robert Wagner tuvo mucho que ver en la muerte de Natalie, y que tenía testigos de que la pareja había estado toda la noche discutiendo de manera agresiva; de hecho el capitán que manejaba aquella noche el barco se pronunció recientemente y relató unos hechos desconocidos hasta este momento, en los que llegaba a afirmar que fue el propio marido de la actriz el que en una acalorada discusión y enajenado a acusa de las drogas,empujó a la actriz por la borda. Lo cierto es que nadie vió nunca ya a Natalie con vida. Encontraron su cádaver flotando en el agua unas horas después muy cerca de la embarcación, y desde entonces su muerte ha sido motivo de un sinfín de especulaciones. Sea cual sea la verdadera causa de su muerte, lo cierto es que este hecho no viene sino a confirmar lo vacuo y peligroso que puede llegar a ser el mundo que rodea a algunas de estas estrellas .

Tal vez en el fondo Natalie  siempre sintió que no había vivido su niñez con normalidad…puede que se sintiera desatentida y explotada como tantos otros niños prodigio…tal vez muy dentro de ella nunca logró asimilar que la niñez, de la que nunca pudo disfrutar como cualquier otra niña de su edad, había quedado atrás y que había llegado el momento de enfrentarse a la realidad….tal vez por eso siempre conservó en esos bellos y grandes ojos esa mirada inocente e infantil que tanto agradó al público.


3 comentarios

  1. Que decir de una actriz, que aunque su carrera no se puede decir que fuera impresionante, si permanece en la mente de la mayoría. Quizas su papel por el que sera recordada es el del símbolo de una generacion. Rebelde sin causa, pelciula por la que siempre sera recordada.

    Su carrera al final decayó mucho. Digamos que su vida, no debió de ser nada fácil. Muy buena entrada, cosa que tampoco lo veo novedad. Ya te dije que si no el mejor, uno de los mejores blogs sobre actrices míticas que eh leído. Cuidate

    10 noviembre, 2011 en 21:19

    • Hola Plared! Pues mira yo creo que su carrera fue bastante interesante, pues trabajó con los más grandes de la época, y además nos ofreció títulos realmente inolvidables, como la que tu citas o Espelndor en la hierba, que para mi gusto es una pelicula de las más bellas que he visto nunca. Además se desenvolvia muy en bien en cualquier tipo de género, pues en el musical aparecía divina, lo que pasa es que no tenía esa garra, o esa fuerza que tuvieron algunas para convertirse en grandes estrellas o divas. Muvhas gracias por tu amable comentario. Siempre es un placer recibirte por aquí. Besos

      11 noviembre, 2011 en 17:03

  2. Qué gran historia la de esta mujer…estaba yo pensando a la vez que te leía, que …curiosamente, era una de las poquísimas actrices que tuvo un éxito rotundo en la mayoría de sus interpretaciones a lo largo de su carrera cinematográfica, unas películas con más éxito que otras, como es lógico…pero que en todas supo llegar al público.
    Es cierto, para mí era un mujer espectacular…además de bonita, transmitía una dulzura especial en su mirada, será como tú dices…esa expresión en sus enormes ojos de niña convertida en mujer. Me encantó en su interpretación en “Esplendor en la hierba” .
    Siempre me sorprrendes Cris….en los finales! no tenía ni idea de cómo murió…me he quedado sorprendida, y todo por culpa de los vicios…bueno, al menos eso creían, porque resulta que no hay nada claro con respecto a su muerte…Ufff, qué penita que terminara de esa manera…
    Oye Maravi…vaya imágenes que nos pones eh? me encata donde está con Jeans Deam y la otra junto con Steve MacQueen 🙂
    Te mando un fuerte abrazo preciosa…y muchos besitos dorados muakk!

    14 noviembre, 2011 en 11:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s