TALLULAH BANKHEID

Antes de comenzar a desarrollar la fascinante vida de esta actriz, quisiera agradecer a mi querido Atticus la información que me proporcionó sobre Tallulah, ya que yo prácticamente desconocía todo lo relacionado con ella; ha sido toda una experiencia bucear por la memoria de esta inigualable y carismática mujer.

Fué en la década libertina y atrevida de los años 20 cuando Tallulah brilló en su máximo esplendor. Cuentan numerosas anécdotas de esta actriz, algunos la consideran más un personaje carismático que otra cosa, entre las que se encuentran por supuesto una vida plagada de excesos a los que pudo dar rienda suelta, si cabe con más libertad, debido al contexto del que estaba rodeada: los locos años 20.

Cientos de rumores persiguieron durante toda su carrera a la actriz; cuentan que fumaba y bebía como el más rudo de los marineros,o que organizaba fiestas interminables en su mansión donde la cocaína corría como el agua mientras ella se paseaba desnuda sólo para demostrar a sus invitados que su condición de rubia era natural.

Todos estas habladurías incrementaron su popularidad, ya que por un motivo u otro siempre estaba en boca de todos; pero lo cierto es que la actriz, dejando a un lado su escandalosa vida, también pudo hacer gala de su increíble talento en los escenarios de Broadway con mucho éxito, y participó en varias películas, esto último más por diversión que por vocación, ya que Tallulah fue principalmente una gran dama del teatro.

Tallulah nació en Alabama un 31 de enero de 1902. Provenía de una familia de la élite demócrata, pues su padre era un influyente senador; curiosamente su padre alcanzó la cúspide de su carrera política , ejerció de portavoz del Congreso de los EEUU, al mismo tiempo que su hija llenaba las portadas de las revistas de sociedad con numerosos escándalos

Ya a las puertas de la adolescencia, Tallulah demostró su carácter impetuoso y provocativo en numerosas ocasiones, y sus progenitores, bien por enmendar la vida de la jóven, o bien por quitarse un molesto problema de encima, internaron a la actriz en tres conventos diferentes, de los que salió si cabe con más ansias de vivir y más rebeldía.

Con tan sólo 15 años, ganó un concurso de belleza gracias al cual se pudo trasladar a Nueva York a probar suerte en el teatro. Sin embargo su primera aparición significativa se produjo en el cine con una película llamada “Who loved him best” 1918, a la que siguieron varias intervenciones más que por desgracia no le procuraron la fama que tanto anhelaba. En el año 1920 le ofrecieron un papel en una de las mejores adaptaciones hechas para el cine de “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, en la que el actor principal era John Barrymore; parece ser que el actor comentó a la actriz el placer que supondría conocerla “horizontalmente”, y desde el instante en que esto sucedió, la jóven tuvo claro que el papel no sería para ella : Tallulha decidía con quién se acostaba y con quién no, nadie iba a obligarla a hacer algo que no quería. Este desplante hacia el actor no fue un hecho aislado, sino una pequeña muestra de su fuerte y osado carácter; podemos imaginar en una sociedad dominada principalmente por los hombres , lo que significó para la actriz enfrentarse con la figura de un actor ya consagrado y poderoso. A raiz de éste y algunos sucesos más ,la actriz fue ganando fama de contestataria y problematica, por lo que las puertas del cine americano se fueron cerrando con una rápidez asombrosa.

Lejos de amendrantarse Tallulah decidió cruzar el charco e instalarse en la vieja Europa, concretamente en Londres. Esta ciudad acogió su frescura, su insolencia y su desparpajo con los brazos abiertos, y tan sólo con una película llamada “The Dancers” alcanzó la popularidad que tanto ansiaba. Numerosas fueron las obras que protagonizó en este país, y numerosos los escándalos que ayudaron a convertirla en toda una Diva.

Se relacionaba con gente poderosa e importante y cuentan que los monarcas ingleses se peleaban por integrarse en el circulo de amistades de la actriz.

Cuando nació la sonoridad en el cine Tallulah decidió volver a Nueva York ya que La Paramount, consciente del gran magnetismo de la actriz, reclamó su presencia; ella como siempre con su humor ácido declaró que el único motivo de trasladarse de nuevo a los EEUU, era Gary Cooper con el que deseaba ferviertemente hacer el amor.

Su etapa en el cine fue efímera, pero sus pocas participaciones fueron bien estudiadas, y nos dejó para el recuerdo títulos estupendos como “Honor mancillado” de George Cukor, “Entre la espada y la pared”, film que protagonizó junto a su deseado Gary Cooper o “La Zarina” bajo la firma de Otto Preminger y Ernest Lubitsch.

Pero quizás de todas las que protagonizó en su regreso a tierras americanas “Náufragos” 1944, se haya convertido en la más popular de ellas”; la película rodada por el maestro Hitchcock fue innovadora ,y podíamos decir que hasta algo experimental ya que toda la acción se concentró en un único escenario. Tallulah destacó poderosamente con su actuación, y entre bambalinas demostró de nuevo su osado carácter , ya que corrían rumores de que la actriz andaba por el set sin ropa interior; este hecho exasperaba a Hitchcock,ya que sus compañeros se quejaban de este exibicionismo gratuíto; el director haciendo gala de su flema británica declaró: ¿Y que puedo hacer yo?… ¿Dónde debería mandarla a vestuario o a peluquería?.

Dejando a un lado estas extravagancias, la actriz logró una fantástica interpretación y el apoyo de la crítica ya que fue premiada por El círculo de críticos de Nueva York.

Parece extraño que fuera en esta época cuando la actriz decidiera abandonar el cine, pero lo cierto es que a partir de estas últimas filmaciones del cine, se dedicó principalmente al teatro, la radio y la televisión. Su última intervención en la gran pantalla se produjo en una película de terror llamada “Te espera la muerte, querida” 1965, en la cual interpretaba el personaje de una mujer trastornada y malvada. En televisión participó en alguno de los capitulos de la serie  “Batman y Robin” 1967 con el personaje de la viuda negra.

Su figura y su vida provocativa fueron  fuente de inspiración para crear el personaje de Margot Chaning, curiosamente interpretado por una de sus más acérrimas enemigas Bette Davis, e incluso para uno de los personajes animados más chirriantes y malvados de Disney ,Cruella de Ville.

A mediados de los años 50, escribió su propia biografía lográndo un gran éxito, ya que el libro se convirtió en bet-seller durante 26 semanas seguidas.Con esto se demostró el gran interés que despertaba la vida de Tallulah entre la gente. Tallulah contó numerosas anécdotas, y dejó frases para la posteridad como:

-“Sólo las chicas buenas escriben diarios, las malas no tienen tiempo”

_ Al enterarse de que Bette Davis iba esparciendo rumores sobre ella declaró: “Cuando la agarre le voy a quitar uno a uno todos los pelos de su bigote”

-“Odio ir a la cama, odio levantarme y odio estar sola”

-“La cocaína no crea adicción…lo sé porque llevo tomándola desde hace muchos años”

-En una ocasión un periodista le preguntó que habría sido de no ser actriz y ella contestó: “Hubiera dudado si ser madre superiora de algún convento, puta o presidente de los EEUU: las tres cosas las hubiera hecho bien”

Su vida desenfrenada la hizo perder algunos papeles en el cine que quizás hubiesen cambiando el curso de su carrera como por ejemplo en la película “Encuentros en la noche”, que finalmente protagonizó Bárbara Stanwick o “Eva al desnudo”, cuyo personaje interpretó en teatro con muchísimo éxito, pero que fue llevado al cine por la genial Bette Davis.

Al final de sus días Tallulah era una caricatura de sí misma, e intentando disfrazar la vejez se hizo numerosas operaciones estéticas .Cuentan que era capaz de beberse el whisky como si fuera agua, y que fumaba más de 100 cigarrillos al día, así que pronto surgieron problemas de salud y le fue diagnosticado un enfisema. 

Su última aparición televisiva se produjo en el año 1968, en un programa sobre beisbol, donde pudo intercambiar opiniones con figuras como Paul MacCartney y John Lennon. 

Murió un 12 de Diciembre de 1968.

A su muerte el New York Times le dedicó un extenso obituario, al que puso un título my significativo: “Tallulah vivió el momento”.

Su filosofía de vida la describió ella misma en una sola frase: “Si volviera a nacer cometería los mismos errores, pero…mucho antes”


9 comentarios

  1. Sara

    Una mujer muy valiente. Estoy segura que las demás actrices de su época no la podían soportar precisamente por eso, por su valentía. Bss.

    25 enero, 2012 en 17:08

    • Hola Sara¡una mujer de armas tomar, que no se dejaba amedrentar por nada ni nadie. Dicen que nuestra adorada Bette Davis copió de ella los gestos tan característicos que luego la hicieron famosa; por eso quizá Tallulah la odiaba tanto.Besos

      25 enero, 2012 en 20:58

      • Sara

        Si, ya he leído antes que el papel del Margot Channing estuvo inspirado en ellla. Es mi película favorita de Bette Davis. “Eva al desnudo” es, sin duda una obra maestra. Bss.

        26 enero, 2012 en 13:02

  2. Una mujer con una fuerte personalidad, ideas claras y unas ganas tremendas de comerse el mundo. Supongo que desde jovencita lo llevó en la sangre, esa rebeldía y ese toque de locura que tanto la caracterizaba… Es curioso, tiene un cierto parecido con su rival…quizás por eso no le caía bien, por temor a ser copiada y poder desarrollar sus propios papeles. Creo que llevó una vida muy alterada pero que supo estar a la altura defendiendo sus principios como mujer a pesar que eso le costara perder uno de sus sueños…
    Como siempre un placer leer estas biografías tan estupendas Cris 🙂
    Te dejo un montón de besos…y un fuerte abrazo.

    31 enero, 2012 en 12:19

    • Mucas gracias Doradita por tus, como siempre ,halagadoras palabras. La verdad es que prácticamnete es una actriz desconocida hoy en día, pero lo que está claro es que en su día dejó una huella muy profunda aunque eso sí, más por sus escándalos que por su trayectoria profesional. besos.

      2 febrero, 2012 en 13:11

  3. Tienes razón en lo de “Náufragos”, siempre asociaré la actriz a esa peli de Hitchcock. Con su porte de diva en una cinta que no era para lucirse, pero que ella sacó un partido espectacular.
    Saludos!

    4 febrero, 2012 en 10:45

    • Hola Ethan! ¡Qué placer verte por aquí! Sin duda es una de las películas más recordadas de la actriz, y totalmente de acuerdo con lo que dices:su divismo estaba en lo más alto, y aunque el contexto no acompañaba, ella supo darle al personaje ese peculiar toque de glamour. Besos y gracias por tu visita.

      4 febrero, 2012 en 16:08

  4. La verdad es que solo la recuerdo en la zarina. Pero leyendo esta biografía, su vida debió de ser verdaderamente de cine…. Una autentica diva y no lo que tenemos ahora. Cuidate

    5 febrero, 2012 en 23:34

    • Hola Plared! Realmente es una actriz más conocida por sus continuos escándalos que por su carrera profesional. “La Zarina”,junto a “Naufragos” son sus trabajos más recordados.Por cierto el papel de “La Zarina” se lo disputaron ella y la gran Bette Davis, de aquí surgió el gran odio entre ambas. Besos.

      6 febrero, 2012 en 12:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s