CAPUCINE

Su imágen ambigua , su belleza inquietante y enigmática  y su rostro majestuoso e inescrutable la hicieron destacar entre tanta belleza carnal y exhuberante de su época; Capucine nunca logró convertirse en una estrella al uso, quizás le faltaba pasión o disciplina ,en una vida, la suya, siempre rodeada de escándalos y problemas mentales, que también se acrecentaron por los innumerables rumores acerca de su persona: travesti, bisexual, lesbiana… fueron tan sólo unos de los pocos calificativos que siempre acompañaron su existencia pública. Pero bueno…quizás eso sea lo de menos..quizás fue ella misma por decisión propia la que no quiso convertirse en una estrella, aunque lo que es innegable es que las características propias de cualquier Diva que se precie siempre la acompañaron.

Nació en Touloun (Francia), un 31 de Enero del año 1931 con el nombre de Germaine Lefébvre.

Ya pasada la niñez comenzó a destacar por su elegancia innata a la que contribuía su espigado y armonioso cuerpo, por lo que se introdujo en el mundo de la moda desfilando en pasarela para grandes firmas como Givenchy, Chanel o Christian Dior.

Su debut en el cine se produjo con tan sólo 18 años en una película llamada “Rendez-vous de Juliette”, aunque sería unos años después cuando Charles Feldman, famoso productor y agente muy apreciado entre la farándula, la descubriría modelando en un desfile de Givenchy y le daría su primer papel protagonista en un film llamado “Sueño de amor” 1960; la película la lanzó inmediatamente al estrellato, pues dirigida por Cukor, y compartiendo cartel con actores como Dick Bogarde el publico comenzó a interesarse por su figura.

“Alaska tierra de oro”1960 o “La gata negra”1962 la unieron a estrellas como John Wayne o Bárbara Stanwyck respectivamente , este mismo año y protagonizando la película “El león” 1962, conoció al que sería por un tiempo su amante William Holden; con la primera entrega de “La pantera rosa” 1964 siguió manteniendo su status dentro del cine ya que la película resultó ser todo un éxito de taquilla , unos años después deslumbró con su elegancia en la sofisticada obra “Mujeres en Venecia” 1967 dirigida por Mankiewicz  y en la que compartió cartel con fabulosos actores como Rex Harrison o la grandiosa Susan Hayward.

Trás este paso por el cine americano volvió a Europa donde protagonizó alguna que otra producción de las que destacaron “El satiricón” 1969 de Fellini o “Días de amor y venganza” 1979 junto a Mastroianni.

Su carrera cinematográfica fue bastante notoria a pesar de las voces que la tachaban de ser una actriz pésima; pero lo cierto es que muchos la admiraban más que por su calidad artística, por su perfil psicológico que resultaba hierático e intrigante; Capucine era de esas mujeres que con su sobria e inalcanzable belleza resultaba señorial, al igual que su intíma amiga Audrey Hepburn que la salvó en innumerables ocasiones de una muerte anunciada.

De sobra eran conocidas las excentricidades de Capucine, y su elegido aislamiento de una sociedad que detestaba; el trastorno bipolar que sufría la llevó a padecer de manía persecutoria y odiaba que se la retratara, así que en el final de sus días se encerró con la única compañia de sus gatos en su apartamento de Suiza. Como era de esperar terminó su vida con un suicidio: se lanzó del octavo piso en el que vivía.

Jamás logró formar una familia, siempre le acompañaron esa soledad y esa tristeza que le dieron ese particular aire inaccesible. Esta bellísima mujer que fue icono de la elegancia y la moda jamás logró encontrar la felicidad. Como dice mi amiga Susan Lenox muchas de estas divas cuentan con una historia espantosa, terrible y demoledora a sus espaldas; pero fue su vida, por muy trágica que parezca, y al contrario que sucede con tantas personas anónimas cuyo recuerdo se pierde en el tiempo, el rostro y el nombre de Capucine siempre estarán en la memoria de cada espectador que visione alguna película suya: eso es lo único que la diferencia de los demás mortales.


12 comentarios

  1. En mi opinión tiene una cara muy actual, una belleza atemporal… Qué pena ése final.

    25 marzo, 2012 en 20:54

    • Si, es de esas bellezas que no pasan de moda, sino que al contrario la siguen creando después de muertas. Ella y Audrey Hepburn, o la británica Kay Kendall fueron las más elegantes de la pantalla grande. Saludos

      26 marzo, 2012 en 07:23

  2. Atticus

    ¡Que elegancia! eso si es elegancia,siempre la encuadre desde que la vi por primera vez en “La pantera rosa”,con varias (Kay Kendall,por ejemplo)
    No sabia mucho de su vida ,lo que te agradezco.Vaya firmas donde estuvo trabajando ¿no? Se lo merecia. ¡Que clase por favor!
    Mira ahora me ha apetecido ver “La pantera rosa) ¡alla voy!

    SQS estoy preparando un post especial ya que cumplo 200 entradas y quiero que sea …eso especial.

    Un beso guapa

    26 marzo, 2012 en 01:11

    • Desde luego que eso es lo que yo entiendo por elegancia, de hecho fue musa de los más grandes modistos de la epoca. Kendall también rivalizó en elegancia con Capucine pero desgraciadamente su filmografía fue tan corta como su vida pues murió con treinta y pocos años. A mi en la peli que más me gustó fue en la gata negra, aunque también en Mujeres en Venecia. Espero con impaciencia tu post . Un beso y un abrazo querido atticus

      26 marzo, 2012 en 07:29

  3. Esta mujer tenia una clase impresionante. Siempre la recordare en esa maravilla que es mujeres en Venecia. Saludos y como siempre, de lo mejorcito en cuanto a biografías y fotos, ya que tu toque personal, las hacen mucho mas atractivas. Cuidate

    26 marzo, 2012 en 04:44

    • hola Plared! yo soy de las que pienso que con la clase se nace; no sé… es algo extraño, pero hay personas que parecen llevar en sus genes este don y aunque se pongan un saco por vestimenta lo lucen como si fuera un givenchy, por supuesto este es el caso de Capucine que conto con clase, estilo y buen ojo a la hora de escoger sus peliculas, lo fatal es que su vida personal fue una auténtica tragedia. Muchas gracias por tu comentario, es todo un placer tenerte por aqui. Un gran abrazo

      26 marzo, 2012 en 09:09

  4. Una mujer impresionantemente sugerente diría yo…me encanta sobre todo ese perfil en la imagen donde está sentada en la mesa en blanco y negro. Qué triste final tuvo…en estas personas que sufren estos trastornos durante toda su vida, es como una muerte anunciada…se espera un final trágico, pero nunca te imaginas que podría hacer algo tan así, como lanzarse desde el octavo piso…
    Pudo ser buena…muy buena, pero desgraciadamente no se dejó ver en todo su esplendor, por su personalidad bipolar y por la vida que llevó…eso sí que es una pena.

    Un abrazote grande Maravi! pasa un buen día…muakkkkkkkkk!

    29 marzo, 2012 en 12:31

    • Uisch…perdona cielo…te he comentado desde un rinconcito nuevo que he abierto…pero sigo siendo Doradita jejeje 🙂

      29 marzo, 2012 en 12:32

  5. 3 abril, 2012 en 10:55

  6. Andres Rogers

    Bellisima mujer. Inolvidable presencia.

    13 abril, 2014 en 03:51

  7. galletapop

    hola, me gusto este blog, estaba buscando información sobre esta actriz que vi en satiricón de Fellini y las películas de Blake Edwards, que maravilla y si una de esas actrices enigmáticas como pocas, lastima que en la actualidad ya no encontremos figuras de este nivel.

    8 junio, 2015 en 18:13

    • Hola ! Muchas gracias por pasarte por mi blog, me alegra que te haya gustado!. Una bellísima mujer Capucine, elegante como pocas, y también con una vida desgraciada. Saludos!

      13 junio, 2015 en 09:07

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s