ESTRELLAS FUGACES

En su momento todas ellas fueron deseadas ,admiradas, casi podríamos decir que veneradas, pero la vida les tenía preparado un futuro escalofriante que sesgó sus ilusiones y proyectos de manera tajante: fueron estrellas efímeras,debido a que la muerte las sorprendió prontamente; la mayoría de ellas con el paso de los años se han convertido en mitos…en iconos ; eso es lo que tiene morir antes de que el paso del tiempo evidencie que son simples mortales como cualquiera: su rostro y su cuerpo siempre permaneceran intactos e incorruptos en la memoria colectiva por muchos años que pasen. 

Jean Harlow pasó a formar parte de la mitología del cine al morir con tan sólo 26 años;  trás ella dejaba una aceptable filmografía  entre la que se encontraban títulos inovidables como “La pelirroja” o “Tierras de pasión”, y una manera de vivir la vida intensa y frenética que parecía presagiar un desenlace apresurado. Con tan sólo veinte años, ya llevaba un matrimonio a sus espaldas, y con 23 ya provocó , sin ser consciente por supuesto, un suicidio por parte de su segundo marido que no podía satisfacer todas sus necesidades de mujer liberada y sexual . Los continuos halagos que recibía la actriz y las pasiones que despertaba entre el sexo masculino, aumentaron su ego considerablemente y acabó convirtiendose en una de las estrellas más importantes del momento.Siempre fueron conocidas sus “perversiones” sexuales entre el mundillo de Hollywood , por lo que la imágen de Jean era adorada e idolatrada a la par que temida por los más demandados galanes de la época, que temerosos de no alcanzar la talla requerida muchas veces salían huyendo ante tan poderosa fémina. Su muerte , siempre contó con una ambiguedad sólo propia de un gran mito: la versión oficial contaba que murió a causa de una enfermedad de riñón provocada por una escarlatina que sufrió siendo una niña; bastantes años después un periodista, que se disponía a escribir una biografía de Jean, descubrió que esa misma noche en el hospital no había ingresado ninguna mujer con tal nombre, y que bajo un nombre ficticio , por lo menos esa fue su suposición, ingresó una jóven con  graves desgarros vaginales que le provocaron una gran pérdida de sangre y en consecuencia la muerte.

Jean en el momento de su muerte estaba protagonizando la película “Saratoga”, que tuvo que concluir una doble…. en este momento fue cuando nació el mito.

La bella Carole sólo pudo disfrutar de la vida durante 34 años, la mitad de los cuales los dedicó por completo al cine; con tan sólo 12 años, ya firmó un contrato para aparecer en la película “A perfect Crime”, y con 17 se convirtió en la estrella más rutilante de la 20th Century Fox. Su atlético y elegante porte, más un rostro de rasgos exquisitos y un talento para la comedia grandioso, la convirtieron en una de las actrices más queridas de los años treinta , en los que protagonizó títulos inolvidables como “La comedia de la vida”, “Rumba”, “Candidata a millonaria”, “Comenzó en el trópico”, “La Reina de Nueva York” o “Al servicio de las Damas”; iniciados los años cuarenta protagonizaría “Matrimonio Original” y “Ser o no ser”, ésta última y debido a su accidental muerte nunca pudo llegar a visionarla. 

Fue el gran amor del mítico Clark Gable, siendo una de las parejas que más rumorología provocó en la prensa de sociedad debido al gran carisma con  el que ambos contaban.

En el contexto de la Segunda Guerra Mundial, Carole quiso ser solidaria y se trasladó a Indiana para  participar en un acto donde se promocionaban  Bonos de guerra ; cuando regresaba a California, el avión donde viajaban la actriz, su madre y otras cuantas personas más se estrelló en las afueras de Las Vegas. 

Nunca pudo asistir al estreno de su última película “Ser o no ser” de la cual tuvieron que modificar algunos diálogos por ejemplo uno en el que la actriz preguntaba:”¿Qué te puede pasar en un avión?;  escalofriante …..¿premonición o simple casualidad?

Al morir dejó tras de ella una estela de glamour, elegancia y talento que pocas llegaron a igualar, también dejó a un Gable destrozado que para olvidar su pérdida se unió a las tropas americanas extendidas en Europa.

Exhuberante, voluptuosa, carnal , erótica hasta la saciedad…así era Jane Mansfield. Sus poderosos atributos le abrieron las puertas de Hollywood, aunque lo cierto es que nunca fue una estrella deslumbrante  ni protagonizó películas que pasaran a la historia, ella supo hacerse un hueco entre la sociedad cinéfila con sus provocadora imágen, y sus escándalosa manera de vivir. 

Los estudios pensaron que su semejanza con Marilyn, bajo mi punto de vista era una Marilyn de proporciones desmesuradas frente a la real, les vendría bien en el caso de que la original, debido a sus continuos problemas de salud ,algún dia les dejara en la estacada, pero Jane muy a su pesar nunca consiguió la popularidad ni la trayectoría profesional de la eterna rubia.

Aún así la despampanante actriz, consiguió varios premios a lo largo de su carrera, y protagonizó algunas películas destacables, casi todas comedias pensadas para su lucimiento como “Una rubia en la cumbre”, “Una mujer de cuidado” o “La rubia y el sheriff ” entre otras. 

Paralelamente a su trabajo en el cine, también se dedicaba al burlesque en salas de fiesta donde presentaba, junto al entonces su marido, actuaciones de los más Kitsch. 

Se dirigían precisamente a uno de estos eventos, cuando el coche en el que se encontraba Jean, junto a su marido y sus hijos, sufrió el accidente en el que perdió la vida: la leyenda cuenta que su cabeza decapitada apareció unos metros más allá de donde se había producido el choque mortal; años después sus hijos, que sobrevivieron al accidente, contaron que todo era una fábula, y que seguramente la confusión se debiera a que muchas de las pelucas que utilizaba su madre para sus espectáculos habían quedado desperdigadas por la carretera surgiendo de ahí la leyenda.

Con tan sólo 34 años, dos menos que su eterna rival Marilyn, Jean dejó el mundo de los vivos, pero su imágen pintoresca, alegre , sexy, y simpática quedó para siempre inmortalizada en el cine y en cientos de fotografías.

Prácticamente desconocida en la actualidad, la actriz  Kay Kendall brilló en el estrellato del cine en la década de los años cincuenta.Kay se hizo célebre por su gran belleza y por su capacidad innata para la comedia, en la que destacó de manera brillante llegando a ser comparada con otra gran y bella dama ,reina absoluta de este género ,como Carole Lombard.  Kay compartía con Lombard  un gran estilo a la hora de vestir,  una sofisticación  que además acentuaba con un cuerpo elegante propio de una gran bailarina que era,y  unos ojos maravillosos y expresivos  que hablaban por sí solos; también compartió con Carole el amor con un actor famoso como Rex Harrison , en el caso de Carole fue Gable,y fatalmente el destino la hizo compartir una muerte prematura, cuando se encontraba en la cumbre de su carrera.

Debutó en el cine en los años 40, pero lamentablemente ninguna de sus películas de esta época llegaron a emitirse en España; no fue hasta el año 53, cuando el público español comenzó a deleitarse con la figura de esta olvidada actriz, con títulos como “Les Girls”, “Genoveva”o “Mamá nos complica la vida”. En el año 1957 se convirtió en la esposa de Rex Harrison, con el que tan sólo compartiría dos años de su vida, ya que el el año 59 con tan sólo 33 años, y antes de ver el estreno de su última película “Volverás a mi”, falleció de leucemia.

Sharon Tate siempre fue una  niña tímida e introvertida que sólo logró superar sus inseguridades a medida que fue creciendo y se dió cuenta que, sin pretenderlo, siempre era el centro de atención debido a su agraciado físico ; hasta ese momento ni ella misma era consciente de que su figura rozaba la perfección y de que su rostro trasmitía una belleza fresca y natural que despertaba la admiración y el deseo de  todo aquél que tenía el placer de conocerla  .Polanski  se enamoró locamente de esta joven tejana a la que siempre describió como un “angel”,o como “la mujer perfecta”; y es que parece ser que más allá de la imágen deseable, fresca y juvenil que trasmitía Sharon ,se encontraba una mujer de personalidad afable, dulce y con un afán de aprendizaje increíble. Sharon siempre quiso estudiar psicología,pero debido al trabajo de su padre que obligaba a la familia a trasladarse a diferentes países , jamás se sintió lo suficientemente arraigada en un lugar para comenzar estos estudios.  Finalmente olvidó este proyecto, y se dedicó  a participar en concursos de belleza, que le abrieron las puertas para modelar y para protagonizar portadas en las revistas más importantes del momento .Su sugerente imágen la convirtió en objeto de deseo para numerosos fotógrafos de gran trayectoría profesional como Stern, Halsman, o John Derek, y fue la cara de la famosa firma “Coppertone” mediante la cual logró tal popularidad que cuentan que la Barbie Malibu fue creada en su honor. También logró un gran éxito en televisión con la comedia “Los Beverly ricos”, y a finales de 1967, ya había filmado películas como “No hagan olas”, “El valle de las muñecas”, “El baile de los vampiros” o “El ojo del diablo”.

Conoció a Polanski y se casaron mediante una ceremonia “hippie” de lo más extravagante que fue portada durante semanas en las revistas de sociedad de la época. Al poco quedó embarazada, y aunque continuó trabajando, espació sus apariciones, para dedicarse en pleno a la maternidad; una vida idílica la que trasmitía la bella Sharon gozando de su amplia y recien estrenada mansión en Beverly Hills y esperando la llegada de su pequeño, que se vió truncada cuando el mismísimo diablo hizo entrada en su vida sacrificándola de manera espantosa. Manson y su prole de locos satánicos irrumpieron con pistolas y machetes en el hogar de la actriz, que se encontraba embarazada de ocho meses, y acabaron brutalmente con todos y cada uno de ellos;terribles son las imágenes que muestran semejante carnicería, siendo uno de los crimenes más brutales y salvajes, quizás junto con el de “La dalia Negra”, que se produjo en la sociedad de Hollywood.

Hoy en día esta horrible tragedia y la morbosidad que despiertan este tipo de acontecimientos en el público han dado pie a multitud de rumores que han oscurecido totalmente la figura de esta prometedora y bella actriz, que se encontraba en aquél momento, tan solo tenía 26 años, en la cumbre de su carrera. 

Siempre tuvo ese aire de eterna adolescente que tanto gusta a los franceses; con su pelo corto, sus grandes ojos azules y un rostro de rasgos exquisitos Jean Seberg fue recibida en Francia con los brazos abiertos, aunque lo cierto es que su procedencia era americana. 

Hoy en día su vida sigue siendo prácticamente un misterio; la vida que vivió antes de hacerse famosa por sus interpretaciones, parece haber quedado difuminada en el tiempo: lo único cierto es que salió de la Universidad para interpretar el personaje de Juana de Arco” , personaje que por otra parte la marcaría de por vida.

Su debut en el cine no pudo haber sido más esplendoroso; bajo la firma de Otto Preminger mostró a una Juana de Arco conmovedora y cercana, y lo más importante totalmente creíble, tanto que muchos se preguntaban donde había estado escondida esta prometedora actriz, que se comía la pantalla con su sola presencia.

Un año después el mismo director prendado de la fragilidad y dulzura que trasmitía la actriz, decidió contar con ella para la versión cinematográfica de “Buenos dias, tristeza”;le da vida al personaje de Cecile con tanta credibilidad que los franceses de “la nouvelle vague”, no comprenden como esta jóven puede ser de origen americano. Ya en los años 60, protagoniza la opera prima de Jean Luc Godard “Al final de la escapada” interpretada junto a Paul Belmondo.

Esta última película la convierte finalmente en una estrella deseada y admirada por numerosas adolescentes que copian su peinado a lo “garçon”, y se convierte en la actriz protagonista de todas las portadas de la época.

Inexplicablemente su carrera a partir de este momento comienza a descalabrarse y aunque protagoniza algún título mencionable como por ejemplo el protagonizado junto a Warren Beaty, que llevó por título” Lilith”,  o un western junto a Eastwood y Lee Marvin llamado “La leyenda de la ciudad sin nombre”,sus demás intervenciones cinematográficas se producen en películas de bajo presupuesto y con papeles insignificantes.

Este giro radical en su carrera siempre fue atribuido a su tormentosa vida personal plagada de adicciones al alcohol y los alucinógenos, y a sus relaciones con gente de la ultra-izquierda, se la llegó a relacionar con la peligrosa banda terrorista “Los panteras negras”, que fueron despertando a partes iguales el odio y la admiración en la sociedad de la época. 

Su estabilidad mental se tambaleaba a pasos agigantados, y cayó en una gran depresión que la convirtió en una persona sumamente vulnerable que sólo encontraba escape en las drogas y el alcohol. 

Curiosamente en el año 1974, Jean sorprendió a todos con una película dirigída por ella misma y que llevó por título “The Ballad of the Kid”, pelicula que por cierto quedó olvidada en el tiempo.

A partir de entonces su vida se convierte en un ir y venir de psiquiatras , y de juergas interminables plagadas de alucinógenos y alcohol.

Su única pretensión, como la de todos los mortales, fue la de tener una vida tranquila y feliz, pero lo triste es que Jean, esa jóven dulce y frágil, no consiguió nunca esa felicidad.

Encontraron su cadáver cerca de los basureros de París un 7 de Diciembre de 1979; la autopsia confirmó que se había suicidado con una ingestión masiva de barbitúricos y alcohol, aunque su pareja, que también acabó suicidándose un tiempo después, siempre defendió la teoría de un asesinato vinculado con la extrema izquierda de la que parece ser Jean quiso desvincularse en los ultimos años de su vida.Tan solo tenía 41 años.

7 comentarios

  1. Perversiones…hay que contarlas en otra entrada.
    Un saludo.

    22 junio, 2012 en 04:50

    • Hola Manuel! La época en que vivió Harlow, supongo que te refieres a ella, fue una de las épocas más experimentales en cuanto a sexo se refiere, sobre todo en este mundo de las Divas, que eran mujeres más liberadas y modernas.
      Harlow, al igual que Mae West, Tallulah Bankhead etc, experimentaron todas las posibles formas de placer sexual, llámese trios, orgias, lesbianismo….todo, absolutamente todo estaba permitido, y muy de moda entre la farándula hollywodiense. Un abrazo

      22 junio, 2012 en 10:27

      • Buenas maestra.
        Siempre he leído eso, pero la mojigatería de la mayoría de las películas invita a pensar que hay más leyenda que realidad. Lo único que se libraba eran algunos diálogos, como el famoso de West de si se alegraban de verla o es que llevaban una pistola.
        También he leído de Grace Kelly y Ava Gardner, sobre que eran unas ninfómanas.
        Me quedo con su imagen y sus películas.
        Independientemente de eso, creo que el sexo es algo muy personal, y que cada uno con su cuerpo debe hacer lo que desee, sin cortapisas.
        Un abrazo.

        23 junio, 2012 en 07:02

      • No creo que haya mucha leyenda respecto a esta cuestión, ya que hace un tiempo tuve la oportunidad de leer una reseña sobre las meretrices de la época, y te aseguro que las imágenes de éstas vestidas de cuero negro y con fusta en la mano no tenían nada de mojigatas. Hay pelis de cine mudo por ejemplo “La caja de Pandora” que resultan bastante provocadoras para la época, de hecho Brooks hacía el papel de Lulú, y en todas las escenas aparecía con vestidos semitrasparentes y sin sujetador, al igual que hizo Harlow en muchísimas ocasiones.Eran mujeres capaces de hacer lo que fuera para salir de la miseria, y con pocos lazos personales, la mayoría no tenían ni padres, por lo que estaban dispuestas a hacer lo que fuera. A partir del código Hays todo cambió y las películas se fueron edulcorando a causa de la censura. Un abrazo

        23 junio, 2012 en 09:21

      • Ya estás colgando esas fotos, las de cuero negro.

        23 junio, 2012 en 16:41

  2. Lo que fuera si, a la mayoria que pones las conozco de alguna o muchas peliculas. De su vida y miserias, la verdad es que poco y de lo que me voy enterando. Lo hago muchas veces en esta pagina. Cuidate y como siempre, bueno y currado, lo que lo hace doblemente valioso

    24 junio, 2012 en 04:08

    • Hola Plared! Todas ellas tuvieron su tiempo de gloria en el cine, lo único es que quizás fue demasiado corto, aún les quedaba mucho por hacer cuando se marcharon para siempre:suerte que quedaran para siempre sus obras. Muchas gracias por tu visita, siempre es un placer tenerte por aquí. Un gran abrazo

      24 junio, 2012 en 18:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s