MARILYN Y JFK

 

 

Este verano he tenido la oportunidad de leer “Marilyn y JFK”, un libro narrado desde, según mi percepción, la objetividad más absoluta,pues el autor deja a un lado los adornos y florituras que siempre acompañaron a ambos mitos y destapa  una realidad que ha permanecido opacada por el deslumbrante glamour típico del Hollywood de antaño.

La información del autor expone a estas dos admiradas figuras del siglo XX, como unos seres desprovistos de empatía, endiosados y ambiciosos dispuestos a vender su alma al diablo para conseguir notoriedad y sobre todo poder; adicciones, sexo y  peligrosas relaciones que acompañaron durante años a ambos mitos.

La documentación parece sólida, y está escrito de manera clara y concisa, citando nombres, lugares y anécdotas desconocidas para los admiradores , sobre todo de Marilyn, que seguro se sentirán algo desencantados con la actriz.

Nos describe a una Marilyn irreconocible en su vida privada,  ya que su verdadero día a día dista mucho de su imágen de rubia despampanante  y de cabeza hueca, y nos muestra a una Marilyn ambiciosa, promiscua, manipuladora y calculadora, cuya única finalidad es mantener su status de estrella y diva, aunque para ello tengan que caer cientos de personas a su paso; niña caprichosa y mimada por la industria ,que se desespera con facilidad ante los inconvenientes surgidos a su paso, y que utiliza su desdichada infancia, según el autor exagera las pesadumbres de su niñez, para conmover corazones.

Sin embargo en algunos momentos resulta enternecedora por su gran ignorancia a la hora de consumir drogas y medicamentos en dosis muy elevadas, y por sus aires de grandeza que incluso la llevan a imaginar que algún día podría convertirse en Primera dama de los EE.UU.

Espías, mafiosos,incisivos periodistas, amantes de una noche, matrimonios fallidos, los hermanos Kennedy, directores al borde de la apoplejía,debido a las obsesiones y descuidos de la actriz, son algunos de los personajes que la acompañaron a lo largo de su atormentada existencia.

Según el autor, la relación de Marilyn con Kennedy se prolongó a lo largo de casi diez años, y él argumenta que ésto se debió a que ambos se parecían mucho en cuanto a inquietudes entre las que principalmente se encontraban el ansía de poder y una ambición desmesurada y enfermiza.

De lo que no cabe ninguna duda, es que este libro desmonta el icono conocido por el gran público, y Marilyn pasa a convertirse en un ser patético, endiosado y sin escrúpulos que antepone la fama y el poder a su propia felicidad.

 

 

2 comentarios

  1. Cuando subes como la espuma, no es extraño caer como ladrillo. Y eso es una máxima que en especial en el mundo del espectáculo se repite constantemente…..

    Asumirlo debe de ser difícil, pero bueno en aquella época el refugio de las drogas y el alcohol era lo natural, ya que apenas había literatura sobre ellas y no se consideraba nocivas como ahora. Incluso en ciertos círculos era algo intelectual y bien visto….Tiempos que cambian…… Cuidate

    3 septiembre, 2012 en 02:24

    • Exactamente eso es lo que le pasó a Marilyn; tanta popularidad, tanto elogio, cuando ella en realidad había surgido prácticamente de la nada, le pasó factura. Lo cierto es que en aquella época, como bien dices, el descontrol y la ignorancia sobre el efecto de las drogas se llevaron a muchos interpretes antes de tiempo. Al final la conclusión al leer este libro es la misma de siempre: Marilyn a fin de cuentas fue un producto del que se aprovechó mucha gente, pero al final siempre estaba sola.Un abrazo querido Plared

      3 septiembre, 2012 en 10:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s