LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS…¿O NO?


¿Fueron las estrellas de cine de antaño, mejores interprétes que las actuales? ¿LLegaron  aquellas míticas mujeres a lo más alto del panorama cinematográfico por su talento, o por el inmenso marketing que las envolvía y las convertía en verdaderas leyendas vivientes?.

El star-system creó muchas estrellas deslumbrantes, pero en la mayoría de casos todas ellas eran chicas comunes, sin preparación actoral, que se introducían en el cine para salir de una situación personal desesperada, sin embargo muchas de ellas brillaron con luz propia.


Hoy en día parece que cualquiera puede acceder al mundo del celuloide, basta haber pasado por un reality o haber compartido amorios con alguien famoso, por lo que surgen estrellas de un día, que no hacen sino opacar el brillo del gran arte que es el cine. ¿Todo vale respecto a la interpretación en la actualidad, o es que el público de aquella época tenía más criterio a la hora de pagar por una entrada de cine?.


El cine de ese pasado relativamente cercano, nos ofreció intérpretes inolvidables como Greta Garbo, Katherine Herpburn,Bette Davis, Audrey Herpburn, Carole Lombard, Sofía Loren, Ana Magnani, Vivien Leigh, Ingrid Bergman, Joan Crawford, Liz Taylor……la lista de excelentes artistas sería interminable, pero si queremos ser justos no es menos interesante la lista de actrices que hoy en día merecen ser elogiadas por su trabajo en el séptimo arte como por ejemplo : Julia Roberts, Meryl Streep, Natalie Portman, Cate Blanche,Kate Winsley , Helen Mirrer o Glen Close entre otras.

 

¿Hemos mitíficado en demasía a esas gloriosas actrices de la época del Hollywood mas glamouroso ?  O ellas…las divas de la más fructífera época del cine, se merecían ese status. ¿Dónde reside el misterio de estas mujeres, para que tantos años después sigan siendo referentes para muchas actrices contemporáneas? Tal vez sea porque ellas trasladaron esa gran magia que transmitían mediante sus películas, a su propia vida personal; porque cada una de ellas,muy por encima de sus personajes, tenían un carácter, una voz, unos gestos que las identificaban instantaneamente ; Bette Davis fue tan reconocida por sus grandes interpretaciones, como por su indomable carácter y su penetrante mirada, mirada que te fulminaba tanto fuera como dentro de la gran pantalla:sus entrevistas cara a cara así lo demostraban; o “La divina “Greta Garbo que era en sí misma un misterio ;o la liberal , feminista y algo snob , que no aceptaba las reglas de Hollywood, Katherine Hepburn; o la mítica Rita que con el personaje de Gilda pasó a la eternidad del cine, y que fue la primera en inaugurar aquello de casarse con un verdadero príncipe; o la maravillosa Audrey, que rompió estereotipos con su delicada imágen y su elegante manera de vestir.

Sería casi imposible citar a todas aquellas intérpretes de la época dorada de Hollywood , que con su personalidad, junto a su gran potencial, se encargaron de ir creando paso a paso la larga historia del cine

 

 

 

 

 

 

 


Sin embargo hoy en día actrices como Meryl Streep demuestran, con sus grandes interpretaciones, que no hace falta estar rodeada de oropeles, o contar con una belleza exquisita  o un acusado carácter ,para triunfar en el cine, y se me ocurre, como supongo que a muchos de vosotros, compararla con Katherine Hepburn.

Según el American Film Institute, Katherine es la figura femenina más importante de los primeros cien años del cine, y sin embargo Meryl la supera en estatuillas y nominaciones, aunque todo hay que decirlo: andan casi a la par.

También se puede recordar a la inolvidable “Pretty Woman”, Julia Roberts, que comenzó con papeles prácticamente sin miga , tal vez como la icónica Rita, pero que ha diferencia de ésta, y debido a que corrían otros tiempos en el cine, pudo demostrar que tenía talento al ofrecerle personajes algo más comprometidos. Siempre me he preguntado si se pueden equiparar el poderío y el talento que nos mostró Sofía Loren en innumerables películas, con el trabajo que conocemos hasta la actualidad de Penélope Cruz, ya que ésta última ha sido objeto de comparación  en numerosas ocasiones con la mítica italiana.

O tal vez la fragilidad  física de Keira Knightley, pueda recordarnos en algún momento a la maravillosa Audrey, pero… más allá del físico ¿comparten alguna que otra actitud ?; o tal vez la belleza sexual, y el famoso cruce de piernas en “Atracción fatal” de Sharon Stone, nos traslade a una época en la que hubo una actriz que tan solo con un vestido vaporoso, y una rejilla de metro escandalizó a medio mundo, pero… ¿se pueden relacionar de alguna manera una y otra actriz?

Ambas son escenas icónicas; ambas en su momento dieron que hablar y pasaron a engrosar la lista de momentos inolvidables del cine, pero….¿con cual de las dos nos quedaríamos? Si nos encontraramos en la tesitura de elegir solamente una de las dos, una que plasmara la esencia del cine ,sin palabras, sólo mediante una imágen ¿por cual nos decantaríamos?


Bien es sabido que de nada se puede generalizar, y que malas actrices existieron en época anteriores, y existen en la actualidad, pero lo que se ha perdido sin ninguna duda es ese misterio que las engrandecía, esa elegancia que las distinguía, esa sofisticación que las endiosaba; ellas fueron mujeres con talento,al igual que muchas actrices de hoy en día, pero contaron con una cualidad sólo propia de las grandes estrellas: un gran carisma.

Ellas fueron y siempre serán verdaderas Divas del cine.

4 comentarios

  1. Espiral

    Siempre que visito foros que hablen de las actrices de antaño, me encuentro sin excepción con la frasecita: “Las actrices de antes si que eran guapas y buenas intérpretes, no como las de ahora, que son todas unas *****.” Y me pregunto que tendrían aparte esas actrices que no tengan las actuales para despertar esa admiración (no es que infravalore la elegancia y buen hacer que se les atribuye, pero que yo sepa esa cualidad no es patrimonio exclusivo de una época y hoy en día existen bastantes ejemplos de buenas actrices muy elegantes). Obviamente el tiempo magnifica las cosas, los múltiples matrimonios de la Taylor o los amoríos de Ava Gardner actualmente harían que más de un admirador suyo se llevase las manos a la cabeza; pero que hoy en día es vista como una muestra de feminismo y liberalidad, o al menos de divertida extravagancia. Ahora a las actrices las vemos más cercanas, menos divinas, no tanto por ser contemporáneas nuestras, sino por el fenómeno de Internet. Casi todas las famosas tienen ahora una cuenta en las redes sociales mostrando fotos con sus hijos, pareja o amigos y aunque eso en principio es un regalo para los fans deseosos de saber más de sus ídolos, derriban poco a poco e inconscientemente, esa barrera que separa al mito del humano. Revistas como “Cuore” también colaboran en esta empresa, publicando fotos de famosos en un día en el que no se hayan arreglado, haciendo algún gesto poco elegante o simplemente en la playa mostrando sus imperfecciones.
    Pfff…menuda parrafada, lo siento. Hace tiempo que sigo tu blog (aunque hoy es la primera vez que te comento) y me ha gustado mucho esta entrada aunque yo personalmente a Sofía Loren le veo más parecido a Monica Bellucci- compatriota suya, verdadero ícono de belleza y con una voluptuosidad que recuerda a las antiguas “maggioratas”- que a Penélope Cruz- que también es guapa y bastante curvilínea pero que carece de la sensualidad de Bellucci.
    Ah, por cierto en las columna de biografias que hay en la derecha cada vez que escribes una entrada desaparece otra (la más antigua). Me parece recordar que antes no era así y se veían todas. ¿Podrías mirarlo? ¡Gracias!
    ¡Un beso!

    24 octubre, 2012 en 14:08

    • Hola Espiral!Te has explicado con una claridad excelente; estoy de acuerdo en muchas de las observaciones que detallas; desde luego que los años transcurridos han mitificado en demasía a algunas de estas actrices, y que hoy en día los artistas aparecen cercanos y sencillos por lo que esa barrera invisible que existía antiguamente y que los separaba del resto de los mortales, se ha desvanecido.
      También estoy de acuerdo en que en la actualidad hay mujeres igual o más bellas que las de antaño;pero creo que no se trata sólo de la belleza, creo que también se trata de una determinada actitud, unas fotografías maravillosas y una puesta en escena cuidada hasta la saciedad. Siempre surgen comparaciones, y ten por seguro que a Meryl Streep no le importa en absoluto, más bien al revés, que la comparen con Bette o Hepburn, o que a Clooney varias veces le hayan comentado su parecido con Cary Grant. Ten en cuenta que estas mujeres de la época dorada, tuvieron que superar muchos obstáculos para llegar donde llegaron, en una sociedad donde imperaba el machismo, y en la cual no tenían prácticamente ni voz ni voto; así que se les fue forjando un carácter decidido y en cierto modo autoritario, si se querían hacer respetar: de hecho muchas de ellas no pudieron aguantar la presión y acabaron con sus vidas prontamente.Las admiro más por esta cuestión que simplemente por su belleza; admiro a Marlene por sus obras personales, más que por sus legendarios atuendos o sus interpretaciones, admiro a Bette por decidida y por rebelde, a K. Hepburn por inconformista, a Marilyn por su obsesión por aprender, y porque surgió de la nada y aún sigue con nosotros; a Audrey porque pasó una guerra ,supo lo que era pasar hambre y salió triunfante de la miseria; son tantas las historias que preceden a esas mujeres, que ellas mismas se han convertido en personajes.
      Sofía físicamente se podrá comparar con Belluci pero nunca actoralmente, son pasos gigantes, bajo mi punto de vista, las que las separan. Sé de sobre que Sofía tuvo un padrino maravilloso, pero también tenía mucho talento y éste se ve plasmado en cada una de sus interpretaciones.En fin…no son sólo ellas; son excelentes guiones, maravillosos directores, bellos estilismos, decorados suntuosos, son tantas cosas las que han conformado la magia que transmiten estas actrices, que no sería justo otorgarles todo el mérito a ellas.
      Revisaré lo que comentas de las entradas, la verdad no me había percatado. Un gran abrazo y muchas gracias por comentar con tanta sinceridad. Así da gusto.

      24 octubre, 2012 en 17:20

  2. Sinceramente la comparacion es imposible. Por la mera razón de que antes eran estrellas, en cierta manera inaccesibles. Ahora simplemente son otra cosa, pero no estrellas. Saludos

    27 octubre, 2012 en 18:48

    • Hola Plared! Suscribo todas tus palabras, antes eran divas…estrellas inalcanzables….hoy en día de tanta accesibilidad resultan tan mortales o más que nosotros mismos, y ese hecho le roba mucha magia a este arte que es el cine. Besos

      30 octubre, 2012 en 17:41

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s