LOS ESPECTROS DE HOLLYWOOD

Tradicionalmente cuando el dolor, el sufrimiento, la violencia y la humillación se concentran en un sitio determinado, éste irremediablemente, sobre todo gracias a la vox populi, pasa a engrosar la lista de lugar embrujado o encantado. 

Cuanto más grande y ostentoso sea el edificio, o el lugar en cuestión, más fabulosa será su leyenda negra, y si añadimos un asesinato o un suicidio a semejante entorno, las apariciones fantasmales estarán más que servidas.

En Hollywood, casi todas estas historias de fantasmas provienen del siglo pasado, y sus protagonistas suelen ser actrices, actores , directores o productores que se vieron inmersos en muertes violentas o suicidios.

Thelma Tood  fue un claro ejemplo de como una persona fallecida en extrañas circunstancias, puede convertirse en un ser espectral para toda la eternidad.

Thelma fue una actriz cómica que desarrolló su carrera profesional durante los años veinte y principios de los treinta, años en los que alcanzó una notable popularidad debido a sus numerosas apariciones en el cine, y a su increíble hermosura. La vida privada de Thelma fue algo turbulenta, y tras varios fracasos amorosos, comenzó una peligrosa andadura junto a figuras tan temibles como la del gangster Lucky Luciano.

 

Thelma era dueña de un bar de carretera llamado “Thelma Todd’s Sidewalk cafe”, y al iniciar la relación con el gangster, éste pensó en convertir el local en una sala de juegos clandestina, a lo que Thelma horrorizada contestó : ” Por encima de mi cadáver”; “casualmente” el cadáver de la actriz apareció a los pocos días dentro de su coche. Se supo que su muerte había sido producida por el monóxido de carbono y poco más, se barajaron numerosas hipótesis, pero ahí quedó todo.

 

Lo cierto es que el café de Thelma siguió allí tras su muerte, y muchos  visitantes aseguran haber visto su fantasma bajando y subiendo las escaleras del local con la mirada perdida….mirada de ojos suplicantes que después de tantos años siguen esperando una respuesta.

 

 

 

En el año 1923, un conocido productor de Hollywood llamado Thomas Ince, se encontraba en el yate del multimillonario Hearts cuando éste último llevado por los celos, creía que su pareja de aquel momento la actriz Marion Davis mantenía una relación a sus espaldas con Chaplin, apareció enloquecido portando una pistola y disparando contra el pobre Ince al cual en su locura había confundido con el cómico.

Jamás se resolvió la muerte de manera clara, y son varias las versiones que se barajaron en su momento, pero lo cierto es que el poder y el dinero de Hearts pudieron callar muchas bocas.

El fantasma de Ince se aparece en los estudios Culver, que él mismo mandó construir, y son raros los días en que algún visitante o trabajador no lo vea atravesar paredes o escuche sus lastimosos quejidos.

El 18 de Septiembre del año 1932  , fue descubierto en las colinas de Hollywood el cadáver desplomado de una joven rubia de la que se desconocía su identidad. Tras varias averiguaciones se dedujo que la joven  se había suicidado, lanzándose al vacio desde la letra H del cartel de Hollywoodland.

Al no lograr identificar el cuerpo hasta varios días después, los periódicos la bautizaron con el nombre de “La chica del signo de Hollywood”; finalmente se esclareció su identidad, y se supo que se trataba de una   principiante actriz llamada Peg Entwitsle , que aunque había logrado participar en alguna que otra producción, jamás había destacado o conseguido un papel relevante.

Peg vivía junto a su tío, que no daba crédito a lo ocurrido. Dos días después del fallecimiento de su sobrina, recibió una carta en la que unos estudios la demandaban para interpretar el papel principal femenino, curiosamente el personaje se suicidaba al final de la obra.

Muchos visitantes de Mount Hill, dicen haber visto la silueta de una dama rubia, vestida conforme a los años treinta, triste, llorosa y dejando a su paso un profundo aroma de gardenias.

 

Peg

 

 

Y acabaremos este pequeño paseo de ultratumba, con una de las actrices más relevantes y poderosas que diera el cine mudo: la actriz Mary Pickford.

Lo realmente llamativo de este caso, es que Pickford no murió de manera violenta, sino de vejez ya que llegó a cumplir casi los noventa años. Sin embargo cuentan los que en algún momento la conocieron, que era una mujer extraña, de personalidad bipolar y con numerosos problemas depresivos que la acompañaron durante toda su existencia.

En sus tiempos de gloria Mary Pickford mandó construir una señorial mansión a la que bautizó con el nombre de “Pickfaird”. Hasta aquí todo normal….lo extraño comenzó a suceder cuando la actriz falleció. La casa pasó a tener nuevos propietarios ….y un fantasma.

Según los nuevos dueños, una dama vestida de blanco se paseaba sigilosa y atormentada en un absurdo ir y venir, por todas las estancias de la mansión; los dueños alarmados pensaron incluso en vender la propiedad, más   decidieron ,con muy buen criterio, reformar la casa antes de ponerla a la venta. En este preciso momento la manifestación fantasmal dejó de aparecer, tal vez porque no reconocía el hogar en el que tantos años había vivido. 

 

Son muchas las leyendas de este tipo; edificios encantados o malditos como “El Hotel Dakota”, la casa que compartieron  Jean Harlow y Bern, hasta que éste decidiera quitarse la vida,  o el “Roosevelt Hotel”, dónde con un poco de “suerte”, puedes ver a la mítica Marilyn reflejada en los espejos.

 

El universo de Hollywood, perspicaz y práctico como pocos, ha decidido ofrecer la posibilidad de visitar todos estos encantados, que no encantadores, lugares mediante un Tour turístico, aunque aquí en Europa, no nos quedamos atrás, porque si te mueve el morbo los ingleses están dispuestos a enseñarte las siniestras calles en las que actuó Jack el destripador, o la lógreba barbería de Sweeney Tood, en la que, según cuenta la leyenda Sweeney degolló a decenas de personas. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s