CATHERINE DENEUVE

 

Catherine encarnó la belleza fría, misteriosa y elegante mejor que ninguna otra actriz, de hecho Grace Kelly, a la que atribuían estas mismas características, siempre me pareció un volcán en erupción al lado de la actriz francesa. Estoy segura de que nunca fue  un papel aprendido éste de mujer inaccesible e intrigante, ya que hace poco y visionando un documental suyo en el que la actriz, ya sexagenaria, se pronunciaba sobre su estupenda carrera en el cine, seguía trasmitiendo la misma serenidad, timidez, elegancia y frialdad que en sus tiempos de juventud.

 Lo que está claro es que Catherine fue, y sigue siendo, la actriz más representativa, y quizá más bella, del cine francés.

 

 

Con esa apariencia enigmática y taciturna, pronto se convirtió en la musa de directores como Buñuel que la convirtió en una particular meretriz; Severine …. bella aristócrata francesa de sexualidad reprimida y traumática, que se adentra en las entrañas de un burdel para dar rienda suelta a sus tendencias sadomasoquistas: nadie mejor que la sugestiva Catherine para transformarse en “Belle de Jour”.

 Pero Buñuel , consciente de las posibilidades de la actriz, también confió en ella para el personaje de “Tristana” personaje totalmente opuesto al de Severine; Tristana….dulce e inocente, huérfana desvalida que acaba siendo pasto de Don Lope : “Yo soy tu padre o tu marido, y hago de uno u otro según me convenga”, decía Don Lope, por cierto magistralmente interpretado por Fernando Rey.

 

 

 

 

 

 El cineasta Polanski también se sintió intrigado por esta enigmática actriz, y con “Repulsión”, le ofreció la posibilidad de avivar su ya consabida fama de mujer misteriosa y peligrosa…..pero irresistiblemente deseable.

 

 

 Pero sería un error pensar que Catherine sólo interpretó  personajes de esta índole, es decir personajes en cierto modo perversos, o de complicada condición psicológica, ya que la actriz, dando muestras de su gran inteligencia, lejos de encasillarse, fue probando suerte en todo tipo de género cinematográfico,como por ejemplo en un delicioso musical llamado “Las señoritas de Rochefort”, en el que compartió cartel con su hermana, la también actriz Françoise Dorléac, fallecida en un terrible accidente de tráfico el mismo año del rodaje de esta película.

 

 

 

Destacaría también de su filmografía un “curioso” , aunque, para mi gusto,  soporífero producto firmado por Terence Youg  que llevó por nombre “Mayerling”; la película, influenciada claramente por la exitosa película “Sissi Emperatriz”, contó con un buen repertorio de actores consagrados como Omar Shariff, James Mason, la propia Catherine, o una Ava Gardner espectacular en su madurez, pero todo quedó ahí: en un buen elenco de actores , decorados ostentosos y trajes de época, que, eso sí , engrandecieron la exquisita y natural belleza de Catherine.

 

 

 También me gustaría mencionar una película llamada “El ultimo metro”, dirigida por François Truffaut, y protagonizada por Depardieu y Catherine. En ella Truffaut, quiso plasmar, y de hecho consiguió su objetivo con creces, toda la desesperación, la tristeza y la desesperanza que sufrió el pueblo francés en el contexto de la ocupación nazi mediante las vivencias experimentadas por los personajes de una pequeña compañía de teatro. 

 

 

Son tantas la producciones en las que ha participado la actriz a lo largo de su extensa carrera, que es imposible detenerse en cada una de ellas,  sin embargo quisiera destacar “Indochina” una romántica película , repleta de hermosos paisajes, y en la que Catherine brilló con luz propia llegando a ganar el premio César como mejor actriz, o “Bailando en la oscuridad” un desgarrador drama en el que la actriz, tras haber visto “Rompiendo las olas” de Lars Von Trier, suplicó a este mismo director que la incluyera en la película.

 

 

En los años ochenta, volvió a inquietarnos con el personaje de vampira ascentral en “El ansia “, junto a figuras como David Bowie o Susan Sarandon, y lo cierto es que el papel parecía estar hecho a su medida: apareció irresistiblemente perversa y hermosísima.

 

 

Al margen de su carrera cinematográfica, la actriz se convirtió en todo un icono de estilo, siendo musa del mítico Ives Saint Laurent, que encontraba en ella permanente inspiración para sus diseños; de hecho el vestuario de Belle de Jour, fue diseñado por el modisto, que la vistió con abrigos de doble abotonadura y vestidos lady bastante recatados y elegantes, que contrastaban con la personalidad del personaje.

 

 

 

 

Catherine fue también embajadora de Coco Chanel y protagonizó las campañas publicitarias de la firma durante la década de los años setenta.

 

 

En el documental que pude ver hace unos días y que lleva por título “Catherine Deneuve: siempre bella”, la actriz manifestaba que después de tantos años de carrera, seguía manteniendo casi intacta la timidez que muchas veces le impidió hacer teatro o manifestar sus emociones con mayor intensidad. 

 

Tal vez sea tan simple como eso, y esa lejanía, esa frialdad que siempre trasmitió la actriz sea un problema de timidez encubierta bajo un rostro hierático.

 

 

 

6 comentarios

  1. Que decir una gran dama de la pantalla, de elegancia dificilmente superable. Quizas algo fria, pero magnifica. En especial me gusta en la sirena del misisipii. Cuidate

    14 marzo, 2013 en 02:55

    • Hola Plared! Elegante en la misma medida que distante: no es precisamente la belleza que me gusta, aunque si que es la más fina y disrtnguida. A mi me gustó mucho cuando trabajó bajo la batuta de Buñuel, y en Repulsión también aparece fantástica. Besos amigo Plared

      21 marzo, 2013 en 19:15

  2. m

    Una de las Francesas mas bellas de la pantalla del cine que hoy hasta nuestros dias sigue deslumbrando con su belleza…..

    Muy bonita publicacion.

    14 marzo, 2013 en 17:56

    • Alberto Jhovan Martinez

      Muy buena publicación.

      14 marzo, 2013 en 17:58

      • Gracias Alberto! Gracias por tu visita. Saludos!

        21 marzo, 2013 en 19:22

  3. arturo

    creo que muy pocos han podido notar…..que su belleza provenia de su interior…la sensibilidad la tenia a flor de piel…de mujer timida..recatada…sensible…eso le daba forma y espiritualidad inigualable a su fisico…que muchos confunden con frialdad….nadie como ella le dio tanto contenido a la palabra: femininidad…. solo una mujer como ella hara notar la diferencia tan natural entre el interior y exterior tan diferente..entre el ser de un hombre y el de una autentica y profunda mujer

    7 abril, 2014 en 11:13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s