LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS

 

¿Cúal ha sido el papel de las rubias en el cine? ¿Es cierto que este color de pelo transforma a la que lo luce en una mujer irresistible?

Tal y como escribió en su día Anita Loos: ¿ será cierto que los caballeros las prefieren rubias? Anita de hecho era un mujer morena…¿tal vez alguna vez soñó convertirse en una rubia platino?

Ella misma contó que la inspiración para escribir la fábula de “Los caballeros las prefieren rubias”, se la había proporcionado precisamente una joven rubia,  aspirante a actriz de Hollywood, con la que coincidió en un viaje en tren .

Se dió cuenta entonces de que el color del cabello podía ser determinante para que los caballeros se transformaran de inmediato en seres atentos y complacientes, ya que durante el tiempo que duró el viaje, las manifestaciones de galantería hacia la joven, que por otra parte tampoco era gran cosa, se sucedieron una tras otra. ¿Estaría su fuerza, como Sansón, en su pelo?- pensó Anita;  y en este momento comenzó a gestarse en su cabeza el personaje de Lorelei Lee, que como todos sabemos fue encarnado en la gran pantalla por la rubia por antonomasia Marilyn Monroe.

 

Mucho antes de que Anita se planteara esta cuestión, el cine dio buena cuenta del  gran poder de convocatoria del que gozaban las féminas rubias.

 En los inicios del cine lucir este color de cabello significaba ser transgresora, divertida, y muy muy sensual, o en la cara opuesta encontrábamos a la rubia delicada y aniñada, de inocencia irresistiblemente erótica.

Casi siempre se asociaba la imágen de estas señoras de pelo áureo con la diversión y la picardía, y así lo demostró una de las primeras rubias platino del cine que fue Mae West.

Mae West era una mujer fatal, pero de esas que caen bien, de esas con tan buen ingenio que es imposible no adorarlas , de esas rubias intensas y arrolladoras que siembran la polémica a su paso. Frases inolvidables las que nos dejó esta impetuosa rubia:”Las chicas buenas van al cielo, las malas a todas partes”, o “He perdido mi reputación pero lo cierto es…que no la echo en falta”. 

Jean Harlow también estaba dotada de un particular y agudo sentido del humor, y por ello deslumbró en la comedia; tanto por su pelo , casi blanco, como por sus ademanes y una simpatía encantadora, nunca pasó inadvertida.

Otra de las rubias que reinó en la comedia fue Carole Lombard; sofisticada, bella, y con la virtud de saber reírse de si misma, fue la dama absoluta de la comedia sofisticada durante casi una década.

 

 

Inolvidable también fue Ginger Rogers, tanto en comedia como en musical : esa cara tan dulce enmarcada por ebras doradas bien podía haber pertenecido a un ángel.

 

 ¿Y qué decir de Doris Day? Otra rubia alegre, pizpireta y con cascada de voz a cuestas, que fue durante varias décadas la preferida de los norteamericanos.

 

 

Lo curioso es que las rubias gozaban de más versatilidad a la hora de interpretar un personaje que las morenas, ya que ese color de cabello les confería la posibilidad de aparecer como una mujer fría y distante, también como el  ser más inocente del mundo, o finalmente como la chica más alocada y de pocas luces que jamás viéramos.

Así que en el cine pudimos disfrutar de ellas en todas estas versiones.

Bárbara Stanwyck en “Perdición” como mujer fría y calculadora,  Verónika Lake especialista en papeles de femme fatal,  Carroll Baker en “Baby Doll” mostrando inocencia incitante y pecaminosa, Jane Mansfield voluminosa y explosiva, o Marilyn Monroe como una preciosa muñeca de carnes tentadoras, deliciosa, coqueta y, todo hay que decirlo, de cabeza algo hueca.

 

 

 

En medio de este torbellino de cabellos platinados, apareció Hitchcock con su obsesión por las damas que lucían el citado color , y fue entonces cuando se hicieron las dueñas absolutas de la pantalla.

 

Kim Novack, Tippi Hedren, Grace Kelly, Doris Day, Jane Leigh, y otras muchas que por exigencias del director, tuvieron que teñirse el cabello simplemente para satisfacer al fetichista director.

 

Así que por falta de rubias no nos podemos quejar, porque tenemos de sobra para elegir en este particular universo de las rubias.

 

 

 

Las mujeres de pelo dorado, rubio o platino, parecen irremediablemente destinadas a ser objeto de deseo  masculino, tanto es así, que este hecho ha sido incluso estudiado, escrito y publicado por el antropólogo Desmond Morris, doctorado en la Universidad de Oxford, y escritor de numerosos títulos en los que intenta desentrañar la conducta humana desde la perspectiva más etológica.

El Dr. Morris se pronuncia así respecto a las rubias:

 

“Parte del atractivo de las rubias, reside en la delicadeza de su pelo. La excepcional ligereza de su cabello, las hace más sensuales en el momento de las relaciones íntimas. 

Entre los dedos masculinos, o rozando la mejilla, esa suavidad recuerda la suavidad de la redondeada carne femenina. Así que en ese sentido se puede afirmar, que las rubias son más femeninas que las pelirrojas o las morenas. 

 

Hay otra ventaja: ser rubia, da una imágen más juvenil que ser morena, lo cual aumenta el atractivo sexual. “

 

Sea como fuere,  lo cierto es que yo también caí en la tentación de teñirme de rubia durante algún tiempo, y debo confesar que fue una experiencia satisfactoria.

 

Comprobé que la leyenda es cierta: los caballeros las prefieren rubias sin duda alguna…..que se casen con las morenas ya es otra cuestión.

 

 

 

 

5 comentarios

  1. Sergio

    Hay rubias muy hermosas como Marilyn, Kim Novak, etc., pero sigo prefiriendo a LA MUJER MÁS BELLA DEL MUNDO:GINA LOLLOBRIGIDA.

    12 abril, 2013 en 13:56

    • ¡Claro que si Sergio! Cada cual tiene sus gustos, y lo cierto es que Gina con cualquier color de cabello habría estado hermosa. Un saludo

      12 abril, 2013 en 15:25

  2. Como es costumbre, me ha gustado mucho el post, es un tema muy interesante y a la vez, ilustrativo.
    Opino que ser rubia tiene muchas ventajas, aunque también hay que considerar las desventajas de serlo, en una sociedad que se deja llevar por los estereotipos impuestos por varios medios: “las rubias son huecas, son fáciles, son nada más para divertirse… Por ello los hombres las prefieren; pero para algo serio no son, para eso están las morenas.”
    Esos argumentos demuestran mucha ignorancia en cuanto al tema, aunque sigue siendo una realidad, desgraciadamente.
    Personalmente, opino que sí influye el color, pero no es determinante.
    Por ejemplo: Nita Naldi, Louise Brooks, Theda Bara, Debra Paget, Hedy Lamarr, Gene Tierney, Ava Gardner, Rita Hayworth, Sara Montiel (QEPD), Elizabeth Taylor, Sophia Loren, incluso la contemporánea Angelina Jolie en su mejor época, son ejemplos de que aún siendo morenas, derrocharon mucha femineidad y sensualidad, y aunque algunas de ellas se convirtieron alguna vez en rubias, regresaron a su color de pelo original y por el que eran conocidas, y demostraron que el color no era un impedimento para ser consideradas como mujeres arrebatadoras.
    ¡Saludos!

    14 abril, 2013 en 23:53

    • Hola Karla! Por supuesto que el color de pelo no es determinante para considerar a la actriz más o menos bella, y de hecho lo demuestran todos los estupendos nombres que has citado. Yo he querido ofrecer una imagen jocosa y divertida de la rubias en el cine, y de sus roles en personajes casi siempre de pocas luces, vampiresas, o la típica amiga divertida con la que irse de juerga, porque para demostrar sensatez y madurez ya estaban las morenas.

      Gracias por tu visita, siempre es un placer verte por aquí. Saludos!

      15 abril, 2013 en 07:12

  3. carolina

    me parece muy bueno este post y la verdad es que yo soy rubia y no me parecen pues que anden diciendo que las rubias somos brutas que esto y lo otro un color de cabello no va a cambiar nunca tu inteligencia ni tu personalidad ni tu sexualidad ni nada simplemente eso ya es de cada mujer… saludos 😉

    11 enero, 2014 en 23:01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s